Terapia

Juegos y actividades para niños hiperactivos

Escrito por Franco Rodriguez

La inestabilidad y la falta de atención dificultan el manejo de los niños hiperactivos y, en la mayoría de los casos, los vemos rebotar de actividad en actividad con energía y facilidad aparentemente ilimitadas.

Un niño hiperactivo puede tener problemas para prestar atención y quedarse sentado. Además, pueden ser impulsivos, lo que significa hacer cosas sin pensar.

Consejos generales

1. Canalice su energía

Encuentre una manera de ventilar su energía y calmar su mente. Los niños necesitan correr y jugar mucho. Invierta en clases que los ayuden a usar su energía, actividad física y calmar la mente.

También puede comprar juegos para su hijo y ayudarlo a participar y concentrarse en actividades basadas en estos juegos. Esto ayudará a aumentar sus habilidades de memoria y concentración.

2. Hable con su hijo de una manera simple

Bríndeles toda su atención y preste atención a sus preocupaciones, intereses y aprensiones. También pídales que hagan listas de tareas y que desglosen las instrucciones que se les dieron.

La televisión y los videojuegos hacen poco para canalizar energía y son una gran distracción.

Juegos y actividades para niños hiperactivos

Karate / Artes marciales

‘Karate’ significa con las manos vacías. Cuando los niños aprenden karate, hacen diferentes posturas y les da formas de canalizar su energía.

También les ayuda a concentrarse y calmar sus mentes.

Crear confianza, aprender a enfocarse y desarrollar una mejor coordinación son solo algunos de los beneficios de las artes marciales para niños hiperactivos.

Deportes al aire libre

Los deportes al aire libre como el fútbol, ​​el baloncesto, el voleibol, el béisbol y el bádminton son una gran actividad para los niños hiperactivos ya que no hay tiempo de espera en estos juegos.

Sus hijos se moverán constantemente y usarán grandes grupos de músculos, manteniéndolos enfocados y drenados de energía. También aprenden sobre el espíritu de equipo, la deportividad y la competencia.

Si no puede ponerlos en ningún deporte al aire libre, pídales que continúen corriendo, lo que ofrece un movimiento constante, beneficios para la salud y una sensación de logro.

Música

La música es una excelente manera de relajarse después de la escuela. La música ejercita ambos lados del cerebro al mismo tiempo.

Por lo tanto, calmar el cerebro, y a su vez hace que sus hijos realicen múltiples tareas y almacenen mejor la información.

Cuando forman parte de una banda, cantan , o forman parte de un coro, aprenden a ser un jugador de equipo.

Natación para la autodisciplina

El medallista de oro olímpico Michael Phelps fue diagnosticado con TDAH a la edad de 9 años. Empezó a nadar para dominar un deporte y descargar su energía.

La natación es un gran ejercicio para niños hiperactivos ya que ofrece movimiento constante, autodisciplina y quema de calorías.

Teatro para la participación creativa

Drama o teatro es una actividad creativa para involucrar a niños hiperactivos. Requiere práctica, coordinación, memoria nítida, confianza en el escenario y habilidades con las personas. Ayuda a los niños a enfrentar desafíos personales y mejora sus habilidades para hablar en público.

Senderismo

La naturaleza tiene sus propias formas de calmar a un niño hiperactivo. Y créenos, a los niños les encantará estar en un entorno natural.

Trekking, senderismo, escalada, remo, etc. son excelentes opciones para descargar la energía.

Acerca de

Franco Rodriguez

Graduado de Psicología. Seguidor de los últimos tratamientos e investigación para trastornos y desordenes.

Dejar un Comentario