Trastornos

Los sorprendentes beneficios del Déficit Atencional o TDAH

Escrito por Claudia Sarmiento

Aunque la mayoría de la gente tiende a centrarse en los aspectos negativos del TDAH, algunas de las características que asociamos con este trastorno, desde la impulsividad hasta la incapacidad para seguir instrucciones, también pueden tener algunos beneficios sorprendentes.

Ser más perceptivo

El ser incapaz de enfocarse en una sola cosa también puede ayudarlo a darse cuenta de los cambios en su entorno que otros podrían no notar. Esto podría ser especialmente útil cuando su trabajo, o incluso su vida, dependan de notar ese cambio.

Digamos que usted y algunos amigos están acampando, por ejemplo. Si bien la mayoría del grupo está ocupado asando salchichas, usted observa un animal que se dirige directamente hacia su campamento. Su inhabilidad de concentrarte en una sola cosa puede salvarle la vida.

Investigaciones recientes sugieren que este tipo de comportamiento puede haber desempeñado un papel en cómo evolucionamos: algunos de nuestros ancestros nómadas también tenían características similares al TDAH. Estas personas habrían notado rápidamente los cambios en su entorno natural, como el secado de un arroyo o la cercanía de un depredador, y alertarían a los miembros de su familia a tiempo para que encuentren nuevas fuentes de agua o planeen un escape.

Pensar creativamente

La mayoría de los jefes, maestros y padres están de acuerdo: Tener un empleado, un alumno o un niño que no pueda seguir instrucciones puede ser exasperante. Pero la incapacidad de hacer lo que se le dice también podría permitir que alguien con TDAH presente soluciones creativas a problemas que otros nunca soñarían.

Investigaciones recientes respaldan esa idea. En dos estudios (uno de niños y uno de adultos), los participantes con TDAH presentaron más ideas novedosas que aquellos sin el trastorno.

En una prueba de niños a quienes se les encomendó crear nuevos diseños de juguetes, aquellos con TDAH presentaron una gama mucho más diversa de diferentes tipos de juguetes que aquellos sin TDAH. De manera similar, en otra prueba de adultos a los que se les pidió que pensaran en tantos usos como fuera posible para un objeto común, como una taza o un ladrillo, aquellos con TDAH superaron a los que no la tenían.

Ser más expresivo

Muchas personas con TDAH también tienen dificultades para controlar sus emociones. Los investigadores aún no están seguros de si esta experiencia es parte del déficit de atención o una afección separada.

Si tienes lo que se conoce como desregulación emocional, rara vez te sientes apático. Ya sea que estés triste, molesto o eufórico, tus emociones tienden a ser fuertes y directas.

Mientras que algunas personas pueden etiquetarte como emocional, otros, especialmente los amigos cercanos, pueden apreciar su tendencia a compartir cómo te sientes. Y las investigaciones recientes sugieren que permitirnos sentir las emociones a medida que suceden nos ayuda a procesarlas y prepararnos para el futuro.

Las personas con desregulación emocional también tienden a tener dificultades para reconocer las emociones de los demás y, a veces, las malinterpretan como resultado. Si bien esto podría ser un desafío para formar relaciones sanas, la investigación sugiere que las personas pueden compensarlo con una comunicación clara.

Abordar trabajos especializados

En general, estas características pueden hacer que las personas con TDAH sean más adecuadas que el resto de nosotros para trabajos que aprovechan su flexibilidad e impaciencia.

En el entorno adecuado, estos rasgos no son una discapacidad, y pueden ser un activo real.

Los trabajos que requieren viajes frecuentes, como el periodismo y la fotografía, o los puestos que requieren el cambio frecuente de un tipo de tarea a otro, podrían ser adecuados para las personas que tienen muchas de las características asociadas con el TDAH.

Acerca de

Claudia Sarmiento

Graduada de Periodismo, nueva en la ciudad y buscando nuevas aventuras.

Dejar un Comentario