Adicción

La psicología detrás de Facebook: Por qué puede ser adictivo

Escrito por Dia García

¿Alguna vez te has preguntado por qué cada vez que vas a Facebook en busca de algo preciso, terminas buscando publicaciones y mirando fotos durante varios minutos e incluso durante horas?

Y esto nos sucede a todos: cada vez que iniciamos sesión en esta red social estamos hipnotizados por su contenido durante largos períodos de tiempo, es como si se tratara de  magia, brujería o control mental. Es hora de conocer la psicología detrás de Facebook: por qué puede ser adictivo.

Por qué Facebook puede ser tan adictivo

Cada vez que entras a Facebook para hacer algo específico, encontrar un enlace que guardaste para más tarde o ver lo que está sucediendo en la página principal de Facebook, sucede algo extraño.

Y es que a pesar de tus mejores intenciones de mantener el rumbo y lograr tu objetivo principal, simplemente te dejas llevar. De repente, estas revisando tus propias notificaciones, mirando lo que se ha publicado recientemente y, en general, olvidando por qué entraste a Facebook en primer lugar.

Esto no es completamente accidental y desde luego no tiene nada que ver con la magia. Hay ciencia y psicología que explica por qué tantos de nosotros estamos tan apegados a Facebook. Los investigadores han descubierto tendencias en la forma en que realizamos cada acción importante en Facebook: me gusta, publicar, compartir, comentar e incluso acechar.

Y hay un montón de psicología involucrada en lo que hace que Facebook sea tan atractivo en primer lugar. Aquí te daremos un vistazo a la psicología de Facebook: lo que nos hace dar tantos “me gusta”, publicar, compartir y seguir regresando por más.

Dar “me gusta”

Facebook es una red social que opera para las personas, permitiéndoles realizar ciertas interacciones con diferente significado social. Una de ellas es dar un “Me gusta”, cuyo propósito es, en palabras del equipo de Facebook, “dar un retorno positivo y permitirte  conectarte con cosas que te interesan”. Además, es una de las acciones más simples que puedes hacer en el sitio.

Desde el punto de vista de la psicología en Facebook, el objetivo de dar “Me gusta” es ilimitado: sirve para demostrar identificación con cierto contenido, mensajes o actitudes, transmitir empatía entre contactos y, al mismo tiempo, es un acto muy práctico, ya que solo requiere un clic.

Esto es lo que reveló un estudio de Psychology Today en el que explica que dar un “Me gusta” es una forma de generar empatía virtual.

Los comentarios

En Facebook, como personas comentamos cuando tenemos algo que decir. Y esta es la principal diferencia entre simplemente dar un “Me gusta”.

Además, comentar o recibir comentarios es una experiencia con una intensidad social mucho más alta que en el caso de “Me gusta”. Esto está demostrado en un estudio de Moira Burke, en el que se evaluaron más de 1200 usuarios de redes sociales.

La investigación demostró que los mensajes personales de los comentarios eran mucho más satisfactorios para los receptores que la comunicación de un clic que implica un “Me gusta”.

Durante el estudio, las personas que solo recibieron “Me gusta” no experimentaron un cambio en el sentimiento de soledad en comparación con los que recibieron comentarios, que sí se sintieron más acompañados.

Esto estableció que la calidad de la comunicación semipública que posee un comentario en Facebook disminuye la sensación de aislamiento percibida por algunas personas.

Las publicaciones en Facebook

¿Por qué publicamos en Facebook? Simple, publicar en Facebook nos hace sentir más conectados. Una investigación de la Universidad de Arizona demostró esto a través de un grupo controlado de estudiantes para medir el nivel de soledad al publicar estados en el sitio.

Según el estudio, las personas que publican estados en Facebook con una alta frecuencia exhiben niveles de soledad mucho más bajos que los usuarios que lo hacen muy poco o nunca.

Esto permaneció igual cuando las publicaciones no recibieron “Me gusta” o Comentarios, razones por las cuales los investigadores vincularon los estados de publicación con un aumento en el sentido de conexión social.

¿Qué sucede cuando navegamos por Facebook sin interactuar con nadie?

Ahora bien puedes preguntarte qué sucede cuando decidimos deambular por Facebook sin interactuar con nadie o sin dar “Me gusta” a ningún contenido. Y de acuerdo con algunas investigaciones, el “merodeo” en Facebook sin ser visto ni percibido por nadie aumenta la sensación de soledad y aislamiento.

Esto fue establecido por un estudio realizado por la Universidad de Carnegie Mellon en Pennsylvania. Este estudio demostró que la sensación de tener un capital social aumenta cada vez que interactuamos con alguien (a través de publicaciones, me gusta o comentarios) y disminuye drásticamente cuando deambulamos por el sitio de incógnito.

La investigadora Moira Burke también afirma que navegar en Facebook sin interactuar con nadie está relacionado con un aumento de la depresión. Por esta razón, si no quieres estar triste, te aconsejamos que mantengas el chat de Facebook abierto mientras estás conectado y que no guardes tus comentarios cuando veas las fotos de tus amigos a menos de que quieras sentirte como el inadaptado que no puede sostener algún tipo de conexión con los llamados amigos.

Por qué amamos tanto Facebook

Finalmente es necesario intentar responder por qué ese amor tan apasionado que le tenemos a esta red social. Esto es quizás más simple de lo que podamos imaginar. Se trata de una necesidad innata de afirmar algo sobre nosotros mismos y para expresar empatía virtual.

De alguna manera tanto Facebook como el resto de redes sociales nos genera una sensación de aprobación y mayor estimación. Nos gustan los cumplidos, las fotos, el sentir que somos parte de algo grande, el estar conectados. Todo esto hace que sea muy adictivo apegarnos a este mundo virtual que cada día nos despega más y más de la realidad.

Como habrás notado, detrás de todas nuestras acciones en Facebook, existen razones psicológicas ocultas que explican de manera detallada el por qué hacemos lo que hacemos. Así que la próxima vez que entres a tu Facebook ya entenderás por qué tu día se te va de las manos.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Dejar un Comentario