Inteligencia

La psicología del doble estándar: Por qué existe y cómo evitarlo

Escrito por Dia García

Un doble estándar es una regla o principio que se aplica injustamente de diferentes maneras a diferentes personas o grupos. En una relación íntima, esto generalmente ocurre cuando una pareja tiene expectativas de la otra que no se aplican a sí misma.

El doble estándar en las relaciones románticas puede manifestarse de muchas maneras, desde asuntos de dinero y hábitos de vestimenta hasta comportamientos y roles sexuales dentro de la familia.

Esto es básicamente como hablar de doble moral. En el siguiente post hablaremos de la psicología del doble estándar: Por qué existe y cómo evitarlo.

Por qué existe el doble estándar

El doble estándar existe porque le permite a las personas a encontrar excusas a sí mismas para explicar por qué hacen lo hacen. Todas de algún modo están acostumbradas a mentirse a sí mismas y cuando juzgan a los demás lo hacen sin mirar sus propias acciones ya que si lo hicieran, descubrirían que mucho de lo que exigen o piden o muchos de los consejos que dan, jamás se aplican a sus propias maneras de actuar.

Las personas, acostumbran a torcer de forma significativa los hechos para que estos apoyen sus propias creencias. No importa si la manera cómo actúan rompe sus propias reglas, pues ellos ven armonía en sus actos y creen que son los demás quienes están mal y al final causan malestares que pueden desencadenar rupturas familiares, de pareja o de amigos.

El doble estándar, existe porque nosotros como seres humanos le permitimos existir gracias a nuestra facilidad para ser injustos y en nada consecuentes con las cosas que decimos y prometemos.

Cómo se produce el doble estándar

Tal y como lo explicamos anteriormente, el doble estándar existe por esa habilidad innata del ser humano de practicar la injustica al mismo tiempo que habla de ser justos. La doble moralidad termina generando o produciendo personas dispuestas a exigir más de lo que están dispuestas a dar.

El doble estándar siempre se producirá a partir de un pensamiento egoísta en donde nos vemos a nosotros mismos como seres intachables, y miramos a los demás como los imperfectos, haciéndolos cumplir normas o reglas, o aconsejándoles sobre cualquier cosas, y que nada de eso aplique para nosotros.

Cómo evitar el doble estándar

Es importante saber que el doble estándar puede adoptar muchas formas, independientemente de la duración de la relación o las personalidades de ambas partes. Por ejemplo, una mujer puede querer que un hombre siempre conteste el teléfono o responda cuando lo llama o le envía un mensaje de texto, pero no puede corresponder ese comportamiento.

Este tipo de doble estándar puede irritar a una pareja en una relación. Cuanto más a menudo ocurren estos dobles estándar y cuanto más significativa es la hipocresía, más se pone en peligro la relación. A medida que este comportamiento persiste, crece el resentimiento y la desconfianza. A menos que los temas se discutan abiertamente, eventualmente la relación fallará.

Si tu pareja está estableciendo estándares dobles en la relación, puede haber una razón por la cual están actuando de esta manera, o tal vez no son completamente conscientes de que lo están haciendo. Considera por tanto mirar la situación desde su punto de vista. ¿Qué experiencia de vida podrían tener o por que podría estar pasando actualmente que le lleva a causar de esta forma? Una vez que comprendas sus necesidades, podría ser más fácil trabajar con ella sobre el tema.

En este punto, es posible que te preguntes cómo hacerle saber a tu pareja por qué esperas que haga ciertas cosas. Alternativamente, ¿cómo les haces saber que sientes que no te están escuchando o que sientes que se está aprovechando de ti?

La forma más eficiente y efectiva de evitar conflictos sobre el doble estándar en una relación es comunicarse abierta y honestamente entre sí. Como parte de esto, es posible que debas considerar estilos de comunicación individuales, formas de comunicarse de manera más efectiva y habilidades de resolución de conflictos.

Entre los consejos para ser un comunicador más asertivo con tu pareja están:

  • Respetarte a ti mismo y a los demás. Tus necesidades, deseos, sentimientos y creencias deben ser una prioridad en tu vida; no siempre deben ser secundarios a las necesidades, deseos, sentimientos o creencias de los demás. Tienes derecho a expresar tus necesidades, deseos, sentimientos y creencias pero es importante ser respetuoso con los demás al mismo tiempo.
  • Ten en cuenta tu tono. Elevar la voz, amenazar o mostrar agresión, avergonzar a otros, o incluso obstruir o dar el tratamiento silencioso son formas ineficaces e inadecuadas de comunicarse con los demás. Toma control de tus emociones e intenta expresarlas de manera calmada y objetiva comenzando con palabras como “Siento” o “Creo”.
  • Planifica o practica lo que vas a decir. Organiza tus pensamientos primero. Luego, trata de preparar lo que te gustaría decir identificando tus necesidades y deseos antes de interactuar con tu pareja. Interpreta lo que te gustaría expresar y cómo lo comunicarás; Esto ayudará a mejorar tu nivel de confianza y comodidad durante la conversación real.
  • No tengas miedo de decir “no”. Muchas veces ser asertivo con un compañero cuando normalmente eres un comunicador pasivo puede incomodar a ambas partes. Incluso pueden volverse infelices, pero su infelicidad en este momento no es tu principal preocupación. Cuando digas “no”, sé honesto contigo mismo y habla con claridad. Puedes ofrecer opciones para otras alternativas, pero también recuerda que tu “no” no requiere una explicación.

El doble estándar no es saludable en ninguna relación. Cuando una o ambas parte de una relación establecen estándares dobles, no se cumplirán las expectativas de ninguno de los dos, y el resentimiento comenzará a desarrollarse en ambos lados.

El primer paso para superar el doble estándar y reparar una relación es poner las cartas sobre la mesa. Hablar sobre sus sentimientos y expectativas y aprender a comprometerse, algo que no será fácil, pero si vale la pena salvar la relación, vale algunas conversaciones difíciles.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Dejar un Comentario