Inteligencia

Personalidad: Hereditaria o causada por el ambiente

Escrito por Dia García

Los expertos en psicología e investigadores en genética se han tomado algunos años en investigar la personalidad y determinar si está determinada por la genética o el medio ambiente.

Así que si te haces la misma pregunta, si la personalidad es hereditaria o causada por el medio ambiente, la ciencia tiene algunas respuestas que expondremos a lo largo de este post.

Qué son los rasgos de personalidad

En palabras llanas, son las diferentes características que conforman la personalidad de un individuo. Sin embargo, en el Manual de personalidad: teoría e investigación, los autores Roberts, Wood y Caspi definen los rasgos de personalidad como: “Los patrones relativamente duraderos de pensamientos, sentimientos y comportamientos que distinguen a los individuos entre sí”.

Según la teoría de rasgos de la personalidad, cada persona puede agruparse en rasgos generales diferentes. Por ejemplo, la extroversión es una dimensión de la personalidad que describe cómo las personas interactúan con el mundo. Algunas personas son muy extrovertidas y desenvueltas, mientras que otras son más introvertidas y reservadas.

Hasta hace muy poco se creía que nacíamos con cierta personalidad y que esta cambiaba muy poco a lo largo de la vida, sin embargo, algunos estudios recientes revelan que los rasgos son un poco más matizados de lo que se creía anteriormente y que algunos cambios de personalidad pueden ocurrir y ocurren con el tiempo. Comencemos por dar un vistazo a los factores genéticos.

Factores genéticos

Los factores genéticos en la personalidad son un hecho, pero no la determinan completamente. Empecemos por decir que así como los niños heredan el color de ojos, la pigmentación de la piel y la vulnerabilidad a enfermedades específicas de uno u otro padre, asimismo heredan rasgos de personalidad específicos de la misma manera.

Pero volviendo a la biología la personalidad, y los posibles componentes genéticos que influyen en ella, se han estudiado a través de gemelos idénticos y fraternos. Incluso en los gemelos, cuando los genes se transmiten de padres a hijos para cada par de cromosomas, el proceso de desarrollo de la personalidad es aleatorio.

Ahora bien ¿por qué algunos niños se parecen tanto a sus padres en términos de personalidad? Los estudios muestran que los rasgos de personalidad pueden heredarse. De hecho  puede haber cinco rasgos que tienen un vínculo con la personalidad: extraversión, neuroticismo, amabilidad, escrupulosidad y franqueza.

Hay una respuesta concreta a si nacemos con cierta personalidad. Los niños nacen con algunos signos tempranos de su personalidad, llamados temperamento. Suelen ser evidentes en los primeros días o semanas de vida. Se estima que entre el 20 y el 60% del temperamento se debe a la genética. Hay tres tipos de temperamento: fácil, difícil o lento para enojar.

El temperamento influye en la forma en que los niños interactúan con su entorno e implica lo siguiente:

  • Intensidad: El nivel de energía que tienen.
  • Estado de ánimo: Si siempre se muestran agradables o son menos amigables.
  • Período de atención: Cuánto tiempo pueden prestar atención a una tarea.
  • Cómo abordan las situaciones: Ya sea que salten a situaciones nuevas sin mirar atrás o tarden más en sentirse cómodos.
  • Distracción: Con cuánta facilidad se distraen.
  • Su nivel de actividad: Para realizar actividad física.
  • Regularidad: La frecuencia con la que comen, duermen y usan el baño.
  • Adaptabilidad: la facilidad con la que pueden adaptarse a nuevas situaciones.
  • Umbral sensorial: Cuánto de un sonido, un toque u otra información sensorial se necesita antes de que un niño responda.

Cómo el ambiente afecta la personalidad

Las experiencias también pueden influir en la personalidad eventual. Pero otros factores, incluida la influencia de los padres, también pueden moldear ese rasgo eventual de la personalidad. Lo importante a recordar es que la personalidad es multifactorial, lo que significa que está influenciada por muchos factores.

Ahora bien, todos conocemos a alguien que tuvo una infancia difícil, dramática, pero que más tarde se convirtió en una persona exitosa.

Un niño que se acerca a las situaciones fácilmente y es altamente adaptable podría tener mucho éxito en una familia ocupada y de ritmo rápido donde el niño asiste a la guardería y los días no son necesariamente consistentes. Un niño que es muy intenso, tiene dificultades para adaptarse y tiene grandes fluctuaciones en el estado de ánimo lo pasaría muy mal en esa misma situación y puede tener problemas de conducta y otras dificultades de salud mental. Estos últimos pueden prosperar en un hogar más tranquilo, impulsado por la rutina.

Pero hay que tener en cuenta que los rasgos de personalidad heredados no son específicos de una situación. En el caso de un padre con personalidad extrovertida y adaptativa que termina por convertirse en delincuente, no significa necesariamente que el niño con los mismos rasgos terminará delinquiendo, puede destacarse en otras áreas que valoran esa personalidad si el ambiente también le favorece.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Salir de la versión móvil