Inteligencia

Predictores psicológicos del éxito y felicidad

Escrito por Dia García

Tanto el rasgo de personalidad como los aspectos de inteligencia contribuyen al poder predictivo de las medidas psicológicas relacionadas con el desempeño de nuestra vida diaria.

Todos buscamos dos cosas, éxito y felicidad, de hecho, una es esencial para la otra y viceversa. Por tanto, apostar por buenos predictores psicológicos en ambos ámbitos puede ayudarnos a alcanzar esto que tanto hemos anhelado.

Predictores de Éxito

Si buscas el éxito en tu vida puede que quieras aplicar estos predictores genialmente especificados.

La capacidad de retrasar la gratificación

En 1972, el profesor de Stanford Walter Mischel publicó un estudio en el que ofreció a los niños un malvavisco y les dijo que si no lo comían mientras él salía de la habitación, recibirían un segundo cuando regresara. Originalmente, se suponía que era un análisis de la gratificación retrasada, pero este estudio terminó por cosechar revelaciones aún más interesantes en las próximas décadas.

Al parecer los niños que estaban dispuestos a esperar por el segundo malvavisco terminaron con puntajes más altos en el SAT y otros logros académicos, niveles más bajos de abuso de sustancias, tasas más bajas de obesidad, y estaban mejor capacitados para manejar el estrés, así como también tenían mejores habilidades sociales y, en general, mejores puntuaciones en una variedad de otras medidas de vida.

¿Qué significa todo esto? Que un mayor control de nuestros impulsos contribuye a una vida más gratificante pues nos permiten buscar éxitos más importantes a largo plazo.

Conciencia

Las personas concienzudas son organizadas y responsables. Se toman en serio las cosas, planean con anticipación, controlan sus impulsos y con buena razón. Estos comportamientos tienen tasas de correlación “asombrosamente” altas con el éxito.

Los estudios han demostrado que la conciencia afecta todo, desde el salario de una persona hasta su satisfacción laboral, así como su capacidad para encontrar trabajo y conservarlo, entre otras cosas.

Creencia en el libre albedrío

Una fuerte creencia en el libre albedrío se ha asociado con todo, desde un mejor desempeño profesional hasta una mayor probabilidad de superar la adicción debido a que se asume que tú destino está en tus manos.

La creencia en cambio de la existencia del destino crea a personas más irresponsables por sus actos.

Estar en una red abierta

Estar en una “red abierta” simplemente se refiere a socializar con diferentes tipos de personas.

Quienes están en redes cerradas socializan casi exclusivamente con personas que son muy similares a ellos, y eso en realidad puede tener efectos negativos a largo plazo.

Adversidad infantil

La adversidad parece un jugador poco probable en la historia de éxito de alguien y, sin embargo, notarás que la mayoría de las personas exitosas a menudo provienen de entornos menos idílicos. Podemos atribuir esto a algo llamado cociente de adversidad, que se refiere a la forma en que las personas responden a los desafíos.

Las personas que están preparadas para lidiar con la adversidad la manejan mejor que los demás. También están más motivados para superar sus circunstancias actuales.

Las personas que están más contentas suelen sentirse más cómodas. Aunque la adversidad infantil también está relacionada con una serie de adaptaciones negativas en la edad adulta

Ávida lectura

Si has escuchado la frase “los lectores se convierten en líderes”, es por una buena razón. Las personas que aman la lectura suelen ser más inteligentes, empáticas y creativas, ya que mejora la conectividad y el funcionamiento del cerebro.

Sin mencionar el hecho de que la lectura te permite digerir constantemente nueva información. Puedes pasar una semana leyendo un libro de información que un experto tardó toda su vida en compilar. Si lo haces de manera constante, aumentarás tu propia capacidad interna y tu ritmo exponencial.

Éxito pasado

El comportamiento pasado es el mejor predictor del comportamiento futuro, y lo mismo ocurre con el éxito. Las personas que experimentan pequeñas victorias desarrollan la confianza y el impulso para seguir adelante.

Perseverancia

Mientras que algunas personas asumen que el talento es innato, las investigaciones muestran que el talento es realmente valiente, es decir, depende totalmente de la práctica que uno tenga de él. Las cosas que más valen la pena cuestan y duelen y solo los que perseveran crecen y consiguen lo que desean a corto o largo plazo.

Predictores de felicidad

Las personas más felices y saludables suelen usar en sus vidas estos cinco predictores de felicidad.

Sublimación

Con la sublimación, nos ocupamos de la tensión y el estrés re-canalizando la energía hacia algo más constructivo o socialmente aceptable. Puedes dedicarte a los deportes o desahogar tus sentimientos a través de un pasatiempo.

Curiosamente, en la Viena de 1900, Freud creía que el interés público por las obras de arte eróticas era un ejemplo de canalización de impulsos sexuales que, de otro modo, eran socialmente inaceptables en ese momento. Freud debe haber sido un tipo divertido.

Supresión

A diferencia de la represión, en la que te convences a ti mismo de que no estás enojado con tu jefe, ni con tu pareja o con el oficial de policía que te emite una multa, con la supresión sabes absolutamente que estás enojado.

Sin embargo, eres lo suficientemente perspicaz y estoica como para morderte el labio y contar hasta diez. Mientras que la represión no es saludable (Woody Allen dijo una vez “No me enojo, tengo un tumor”), la supresión implica perspicacia y madurez (sí, estoy enojado, pero también tengo el control).

Anticipación

En lugar de evitar problemas estresantes o fechas límite viviendo en un mundo de sueños, es mejor concentrarse en los desafíos y planificar en consecuencia. Al reconocer los desafíos y prepararnos para ellos, no nos abrumamos.

Sin embargo, enterrar la cabeza en la arena o auto medicarse con drogas o alcohol no consigues nada y solo generas más estrés para el día de mañana. Anticípate, no evites.

Altruismo y bondad

Hay una satisfacción y un placer genuino en ayudar a otras personas. Los actos de bondad aumentan la serotonina y reducen el cortisol, lo que nos hace más fuertes frente a nuestros propios desafíos.

Incluso en casos de gran pérdida o dolor, apoyar a otros que experimentan una pérdida similar es una forma saludable de afrontar la situación.

Humor

El humor es la posibilidad de encontrar un pequeño aspecto positivo en una situación que de otro modo sería desoladora. Si no podemos cambiar la situación, aún podemos aliviar nuestro sufrimiento.

Incluso en situaciones extremas, como en los campos de concentración, la gente ha descrito cómo mantener vivo su espíritu inventando apodos divertidos para los guardias o bromeando sobre la comida.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Dejar un Comentario