Inteligencia

Técnicas de lavado de cerebro y cómo evitarlas

Escrito por Dia García

¿Consideras que todo lo que haces o dices viene de ti mismo o crees que muchas de esas cosas son influenciadas por los demás?

Es difícil saberlo ¿cierto? Y es que día tras día estamos sujetos a innumerables escenarios donde intentan persuadirnos o manipularnos para cosas tan simples como adquirir un producto, o elegir a un candidato político o una religión.

La verdad es que la libertad de pensamiento hoy día está viéndose afectada por el mundo en que vivimos. Es por eso que hemos decidido escribir estas líneas sobre las técnicas de lavado de cerebro y cómo evitarlas, de modo que nuestros lectores sean más conscientes de la manipulación cotidiana.

Para hablar de las técnicas del lavado de cerebro primero debemos comenzar por saber ¿en qué consiste el lavado de cerebro?

Qué es lavar el cerebro

El lavado de cerebro es un proceso mediante el cual una persona o un grupo de personas usan métodos clandestinos para persuadir a otros a que hagan la voluntad de la persona que los está manipulando.

Sin embargo, la persuasión no necesariamente tiene que considerarse un lavado de cerebro, pero entonces ¿dónde se dibuja esa línea que separa la persuasión honesta y sencilla y comienza el lavado de cerebro?

Hay muchas formas de persuasión usadas hoy día, particularmente en la política, en el mundo de las ventas y en las religiones. Por ejemplo, una forma simple de persuadir a una multitud para que sigan sus instrucciones es en primer lugar indicar un par de cosas que provocan una respuesta afirmativa, para luego agregar cosas que son hechos reales y, finalmente, sugerir lo que quieren que hagas. Un ejemplo podría ser el siguiente:

¿Estás harto de pagar demasiado en los productos y servicios? ¿Estás harto del aumento de los costos en el área de la salud? ¿Te gustaría ver el fin de la austeridad? Con este gobierno solo seguiremos viendo subir nuestros impuestos, la inflación y la austeridad. Así que si quieres que llegue el cambio vota por el partido demócrata.

Claro que la mayoría de las veces todos estos ejemplos se ven como persuasiones sutiles que no ofenden ni dañan a nadie. Sin embargo, muchas veces son las técnicas que usan las que entran en el juego del lavado de cerebro.

A continuación te decimos cuales son estas técnicas.

Técnicas de Lavado de cerebro

A continuación te presentamos algunas técnicas muy usadas para el control mental, técnicas con las que debes tener mucho cuidado:

Aislamiento

La primera táctica que se utiliza en el lavado de cerebro suele ser aislar a la víctima de sus amigos y familiares.

La razón para hacer esto es para que la víctima solo pueda hablar con el manipulador,  así este podrá obtener tu información e ideas, y no tendrá que preocuparse por ningún tercero que venga y cuestione lo que está sucediendo.

Ataques a la autoestima

Ahora que la víctima ha sido aislada, debe ser desglosada para que la manipulación pueda comenzar a reconstruirla en la imagen que se desea. A una persona solo se le puede lavar el cerebro si su manipulador está en una posición superior a ella.

Estos ataques pueden ser en forma de ridiculizar o burlarse de la víctima, o de intimidación.

Abuso mental

Otra forma en que un manipulador intentará lavarles el cerebro a sus víctimas es torturándolas mentalmente.

Puede decirle mentiras a la víctima para que esta le cuente sus secretos  y luego avergonzarlas con la verdad frente a los demás, o podrían acosar a sus víctimas sin permitirles ningún espacio personal.

Claro que estas son cosas que el manipulador hará sin que te des cuenta. Solo para hacerte sentir culpable y al final terminar estar de acuerdo con el manipulador.

Abuso físico

Los manipuladores saben que hay muchas técnicas físicas que permiten lavar el cerebro a una víctima. Estos incluyen privar a alguien de su sueño, mantenerlos fríos y hambrientos, daños corporales reales a través de un comportamiento violento.

También hay otras formas más sutiles que puede usar un manipulador, como mantener los niveles de ruido, tener luces que se encienden y apagan todo el tiempo y bajar o elevar la temperatura en la habitación.

Este tipo de cosas las vemos más en algunas iglesias donde usan el “ayuno” como una técnica para debilitar a la persona quitándoles el sueño y dejándoles hambrientos.

Si estos ayunos ocurren dentro de un establecimiento donde fluye constantemente música emotiva y un juego de luces, se convierte en el escenario perfecto para el control mental.

Música repetitiva

Los estudios han demostrado que si tocas un pulso musical repetitivo, lo más ideal es que el rango oscile entre 45 y 72 latidos por minuto, ya que puedes inducir un estado extremadamente hipnótico.

Esto se debe a que los pulsos musicales repetitivos están muy cerca del ritmo del latido de un corazón humano. Este ritmo puede alterar tu conciencia hasta que hayas alcanzado lo que se conoce como un estado Alfa, donde te vuelves 25 veces más sugestivo que en un estado Beta.

Solo se permite el contacto con otros miembros con lavado de cerebro

Al solo permitir el contacto con aquellos que ya tienen lavado de cerebro, el manipulador está creando una situación en la que la presión de los compañeros entra en juego.

Todo el mundo quiere ser querido y aceptado, especialmente si es el nuevo miembro del grupo. Adherirse y promover lo que los otros miembros están diciendo y haciendo significa que serán aceptados.

Nosotros contra ellos o Nosotros y los del mundo de afuera

Nuevamente, se trata de ser aceptado en un grupo, y también del mejor grupo. Al decir que hay un “nosotros” y un “ellos”, el manipulador está ofreciendo de inmediato a la víctima la oportunidad de elegir a qué grupo quiere pertenecer.

Su objetivo ahora es lograr la obediencia absoluta y la lealtad.

Bombardeo de amor

Esta es una táctica por la cual la víctima es atraída al grupo por contacto físico, compartiendo pensamientos íntimos y vínculos emocionales, todo a través del afecto excesivo y la validación constante.

Cómo evitar el lavado de cerebro

Evitar las técnicas de lavado de cerebro a menudo implica evitar a los manipuladores en sí mismos, pero esto es casi imposible.

Tomando como ejemplo la publicidad, no podemos evitarlos a todos y tratar de hacerlo puede ser bastante costoso. Sin embargo puedes seguir algunas de estas pautas:

  • Identifica el mensaje manipulador que has recibido.
  • Encuentra un mensaje opuesto a lo que intentan venderte. También puedes intentar encontrar un punto más neutral e imparcial de ese mismo mensaje.
  • Analiza cómo te sientes ante la situación y si existe algo que no te hace sentir cómodo solo aléjate.
  • Finalmente ten presente cada una de las técnicas de control mental que detallamos en este post para que puedas identificar a cualquier manipulador que quiera acecharte.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Dejar un Comentario