Inteligencia

Teorías de la emoción en psicología

Escrito por Dia García

La emoción es una experiencia psicofisiológica compleja, por eso existen diversas teorías que intentan explicar qué es y cómo funciona. Investigadores, filósofos y psicólogos han trabajado durante décadas para definir de la manera más acertada este elemento que nos hace tan humanos.

Compartimos algunas de las principales teorías de la emoción en psicología en el siguiente post.

Teorías de la emoción en psicología

Existen tres categorías para clasificar las principales teorías de la emoción: fisiológicas, neurológicas y cognitivas. Las teorías fisiológicas sugieren que las emociones son respuestas que ocurren dentro del cuerpo. Las teorías neurológicas proponen que la actividad dentro del cerebro conduce a respuestas emocionales. Finalmente, las teorías cognitivas argumentan que los pensamientos y otras actividades mentales son cruciales en la formación de las emociones. Compartimos algunas de las teorías principales.

Teoría evolutiva de la emoción

Charles Darwin estableció que las emociones eran un sistema de adaptación que permitió a los humanos y animales sobrevivir y reproducirse. Los sentimientos de amor llevan a las personas a buscar pareja y en consecuencia a reproducirse. Mientras que emociones como el miedo son mecanismos para protegerse del peligro y la muerte.

Entonces, la teoría evolutiva señala que las emociones existen porque desempeñan un papel adaptativo. Las emociones impulsan a los humanos y animales a responder rápidamente ante los estímulos del entorno, lo que ayuda a mejorar las posibilidades de éxito y supervivencia.

En este proceso, comprender las emociones del otro también es importante. Por ejemplo, si te encuentras con un animal que silba y toma una actitud de envestida, entonces sabes que es momento de alejarse del animal. Al poder interpretar correctamente las demostraciones emocionales de otras personas y animales, puedes responder correctamente y evitar el peligro.

Teoría de la evaluación cognitiva

Esta teoría establece que primero es el pensamiento y luego la emoción. Richard Lázaro fue un pionero en esta área de la emoción, por eso a menudo se conoce como la teoría de la emoción de Lázaro.

Según esta teoría, para que se genere la emoción, ocurren una secuencia de eventos: primero implica un estímulo, seguido por un pensamiento que luego conduce a la experiencia simultánea de una respuesta fisiológica y la emoción.

Por ejemplo, si te topas con un oso en el bosque, inmediatamente pensarás que estás en una situación de peligro y eso conduce a la experiencia emocional del miedo y sus posibles reacciones (lucha o huida).

Teoría de la retroalimentación facial de la emoción

Sugiere que las expresiones faciales están conectadas a experimentar emociones. Es decir, que las emociones están directamente relacionadas con los cambios en los músculos faciales.

Por ejemplo, las personas que se ven obligadas a sonreír agradablemente en una función social tendrán un mejor momento en el evento que si hubieran fruncido el ceño o portaran una expresión facial más neutral. Así que en base al beneficio, usamos la emoción facial.

Teoría de James Lange

Fue propuesta por los psicólogos William James y Carl Lange, y sugiere que a medida que experimentamos diferentes eventos, nuestro sistema nervioso desarrolla reacciones físicas a estos eventos. En otras palabras, son el resultado de reacciones fisiológicas a los eventos.

Por ejemplo, imagina que estás sentado solo en una habitación oscura. De repente oyes un sonido de respiración detrás de ti. Tu ritmo cardíaco aumenta e incluso puedes comenzar a temblar. Interpretas estas respuestas físicas como cuando estás asustado y así experimentas miedo.

Así, esta teoría sugiere que cuando ves un estímulo externo que conduce a una reacción fisiológica. Y tu reacción emocional depende de cómo interpretas esas reacciones físicas.

Teoría de Cannon-Bard

Fue una teoría desarrollada por los fisiólogos Walter Cannon y Philip Bard. Cannon propuso por primera vez su teoría en la década de 1920 y su trabajo fue posteriormente ampliado por el fisiólogo Philip Bard durante la década de 1930. Según esta teoría, las emociones y sus reacciones fisiológicas ocurren simultáneamente. Básicamente contradice la teoría de la emoción de James-Lange.

El primer argumento contra la teoría James-Lange es que las personas pueden sentir reacciones fisiológicas relacionadas con las emociones sin sentir realmente esas emociones. Por ejemplo, no siempre que el corazón se acelera la persona experimenta miedo. En su lugar, las respuestas emocionales se producen con demasiada rapidez como para que sean simplemente productos de estados físicos.

En concreto, la teoría señala que las emociones resultan cuando el tálamo envía un mensaje al cerebro en respuesta a un estímulo, lo que genera una reacción fisiológica. Al mismo tiempo, el cerebro también recibe señales que activan la experiencia emocional.

Teoría de Schachter-Singer

Fue desarrollada por Stanley Schachter y Jerome E. Singer. Esta teoría introduce el razonamiento como un elemento clave en la forma en que experimentamos las emociones. En detalle, se sugiere que cuando un evento causa una activación fisiológica, tratamos de encontrar una razón para esta activación. Entonces experimentamos y etiquetamos la emoción.

En otras palabras, un estímulo conduce a una respuesta fisiológica que luego se interpreta y etiqueta cognitivamente, lo que resulta en una emoción.

Al igual que la teoría de James-Lange, la teoría de Schachter-Singer propone que las personas infieren emociones basadas en respuestas fisiológicas. Mientras que de la teoría de Cannon-Bard, la teoría de Schachter-Singer sugiere que respuestas fisiológicas similares pueden producir diferentes emociones.

Teoría de los dos factores de Schachter-Singer

Esta teoría establece la excitación fisiológica como factor principal en las emociones. Pero aclara que las alertas físicas por sí solas no pueden ser responsables de todas las respuestas emocionales. Por tanto, toma en cuenta el aspecto cognitivo de la emoción.

La teoría de los dos factores de Schachter-Singer explica que el proceso comienza con un estímulo externo (sonido de respiración en una habitación oscura, por ejemplo), seguido por la activación fisiológica (aumento del ritmo cardíaco y temblor).

Luego entran en juego las etiquetas cognitivas cuando asociamos los despertares fisiológicos con el miedo, y seguidamente surge la experiencia consciente de la emoción del miedo.

Estas son siete de las teorías principales de la emoción en psicología. Por supuesto hay muchas más, pero estas en especial se han convertido en los principales focos de debate porque ofrecen argumentos muy claros acerca de cómo funciona la emoción en humanos y animales.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Dejar un Comentario