Pareja Relaciones

La psicología detrás de las relaciones a larga distancia

Escrito por Dia García

¿Es posible sostener una relación a larga distancia? Con esta pregunta comienza un debate interminable. Y la verdad es que el éxito de una relación depende de varios factores y las posibilidades de fracaso en el caso de las relaciones a distancia están bastante equilibradas.

De hecho, estudios recientes han demostrado que entre personas con una fuerte conexión emocional, cuanto mayor es la distancia, mejor funciona la relación. Para comprender mejor estos efectos, veamos un poco de psicología detrás de las relaciones a larga distancia.

Los efectos psicológicos de una relación a larga distancia

Muchos dudan de la efectividad de las relaciones a larga distancia por la falta de confianza de que alguno de los socios involucrados se mantendrá fiel. Es natural sentir este tipo de desconfianza y en psicología se considera un proceso ansioso inevitable, aunque eso no significa que no pueda controlarse.

La investigación de entrada establece que las parejas que han creado vínculos fuertes durante períodos de tiempo más largos tienen menos probabilidades de experimentar problemas de infidelidad y desconfianza que las parejas que llevan poco tiempo juntas.

¿Cómo solucionar los problemas de desconfianza ocasionados por la distancia? Es necesario que ambas partes muestren interés en mantener la relación. La clave para generar confianza en una relación a larga distancia es mantener a tu pareja al tanto de todo lo que sucede en tu vida. Debes recordar que tu pareja es parte importante de tu vida y eso es más que suficiente para incluirla en todo lo demás.

Los psicólogos recomiendan informarle a la pareja absolutamente todos tus planes, pues esto también significa una forma de construir intimidad. Y el compartir la información del día a día de ambos mejorará significativamente la relación y la comunicación.

Lo mejor es que ahora mismo no tenemos excusa para no comunicarnos pese a la distancia, pues existe un puñado de apps de mensajería, herramientas de videollamada y redes sociales para mantenernos al tanto el uno del otro.

La confianza es, desde todo punto de vista, lo más conflictivo de las relaciones a larga distancia. Pero por otro lado está la sensación de soledad ¿cómo lidiar con la soledad? Estudios han demostrado que mantener una actitud positiva y evitar los pensamientos negativos casi siempre conduce a resultados positivos. Esto se aplica a todos los aspectos de la vida, no solo a las relaciones. Entonces, en lugar de contar los días que han estado separados, mejor cuenta los días que faltan para que te vuelvas a reencontrar con tu pareja.

Un estudio del 2007 muestra que las parejas que se mantienen positivas y toman su larga distancia como temporal, sabiendo que se reunirán pronto en el futuro, son mucho más felices y experimentan menos angustia.

Así que de acuerdo con la investigación, para mantener una relación a larga distancia saludable y satisfactoria debes:

  • Demostrar preocupación constante por tu pareja y hacerle ver que quieres mantenerla en tu vida.
  • Mantener a tu pareja completamente informada de tus planes y comunicarle los pormenores de tu día a día.
  • Mantener una actitud positiva considerando que la distancia siempre es temporal.
  • Planificar juntos como pareja con una buena perspectiva de futuro.

Cosas a tener en cuenta

Viajar puede volverse agotador

Es emocionante viajar, sobre todo si del otro lado te espera quien consideras que es el amor de tu vida. Sin embargo, después de un tiempo puede volverse agotador concretar los encuentros entre ambos.

Gastos

El pago de las tarifas de internet, el celular, las apps, los vuelos, los hoteles, etc. Todo esto representa un gasto muchas veces mayor que tener una pareja en tu misma ciudad.

No pueden verse a diario

Probablemente si puedan verse a diario, es decir, con el uso de las herramientas adecuadas pueden hacerse videollamadas, por ejemplo. Sin embargo no pueden tener contacto físico todos los días y más de una vez necesitarás un abrazo.

La intimidad es limitada

Puede llegar incluso a ser casi inexistente. Por lo general solo puedes valerte de palabras y a lo sumo imágenes para trasmitir lo que sientes. Pero el contacto físico está ausente la mayor parte del tiempo.

Puede haber muchos malentendidos

El lenguaje corporal ofrece muchas pistas de lo que decimos o queremos decir.

Cuando solo disponemos de un texto escrito, es seguro que más de una vez se generarán discusiones por lo que quisiste o no quisiste decir.

Problemas de confianza

La confianza es la piedra angular de cualquier relación y más de una a distancia. Naturalmente experimentarás mucha ansiedad ante la separación y tendrás un bombardeo de pensamientos de inseguridad todo el tiempo.

Tu pareja sentirá exactamente lo mismo. Así que tendrán que trabajar muy duro por construir una confianza sólida.

Debes ajustarte a un horario

Para que una relación a larga distancia funcione, a menudo tendrás que programar las horas en las que te conectarás, las horas de llamada y más.

Sobre todo si se comunican desde diferentes zonas horarias.

Muchas veces te sentirás solo/a

Nuestro cerebro no fue diseñado para crear lazos virtuales sino presenciales, así que no importa qué tanta presencia virtual tenga esa persona en tu vida, muchísimas veces te sentirás muy solo.

Los amigos y familiares de la pareja

A veces verás que tu pareja comparte más con sus amigos y familiares que contigo, lo que es natural si viven en la misma ciudad. Asimismo, te puede causar mucha ansiedad el deseo de aceptación por parte de su grupo social y familiar.

La separación

Si la relación comenzó normal pero por cosas de la vida ahora deben estar en ubicaciones distintas, puede ser incluso más difícil.

La dinámica de la relación cambia radicalmente y ambos se verán rodeados de entornos y personas diferentes. Si la pareja no es capaz de sondear los desafíos, la relación comenzará a desvanecerse gradualmente.

Cosas positivas

Fuera de la rutina y la “normalidad”

Las personas que viven relaciones a larga distancia a menudo tienen que darle un gran valor al tiempo que comparten juntas, así que no dejan nada por sentado.

Aprovechan cada segundo que comparten y hacen que verdaderamente valga la pena.

Conocerse sin distracciones físicas

Este tipo de relaciones están lejos de ser un espejismo de solo química sexual. Las personas tienen la oportunidad de conocerse en otros aspectos y hablar más sobre sí mismas sin caer necesariamente siempre en lo físico.

Más oportunidades de viaje

Conocer a alguien que no vive en tu ciudad, país o continente te abre la oportunidad de conocer otros lugares e incluso otras culturas e idiomas, lo cual es muy enriquecedor.

Si la relación sobrevive sabrás que es fuerte

Claramente la larga distancia debe estimarse como temporal para que la relación se concrete.

Y de algo debes estar seguro, la distancia fortalece a las personas en muchos sentidos, y cuando se trata de amor, el amor solo tiene dos direcciones que seguir marchitarse o hacerse más fuerte e intenso. Si les pasa lo segundo tienen más probabilidad de ser una pareja de por vida.

Tener tiempo libre también es saludable

Todos en algún momento necesitamos un respiro, y otras tantas veces necesitamos tiempo para nuestros proyectos personales.

En ese sentido, las relaciones a larga distancia te ayudan a mantenerte enfocado, ambicioso y te dejan el tiempo suficiente para hacer cosas por ti.

Siempre tienes algo que esperar

Esa llamada, ese mensaje, se convierten en los sucesos más esperados del día, así que tienes una motivación para llegar a ese momento.

Asimismo, esperarás ansioso que se concreten los encuentros y los viajes, todo esto mantendrá animada y positiva a la pareja.

Ambos están igualmente involucrados

Para que una relación a larga distancia sobreviva, no se puede dar nada por sentado, ambas partes realmente deben esforzarse e involucrarse en la vida del otro.

Si al menos una de las partes deja de mostrar interés, rápidamente la relación se desmoronará. Es por eso que con las relaciones que funcionan algo es seguro, ambos están igualmente involucrados.

Debes aprender a confiar

Si no confías, no hay relación en lo absoluto. Como pareja deben poder superar todas las inseguridades para que la relación prospere. Y si aprendes a confiar, serás una persona con más paz.

Comunicación mejorada

Muchas veces las personas que se aman a la distancia hablan más que aquellas que se ven todos los días.

Esto está comprobado de hecho, un estudio de la Universidad de Cornell publicado en el Journal of Communication encontró que las relaciones a larga distancia a menudo presentan interacciones más largas y significativas.

Ahora es más fácil gracias a la tecnología

Como ya mencionábamos en un principio, es más fácil abrazar a las personas digitalmente gracias a las aplicaciones, plataformas y herramientas que interconectan al mundo moderno.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Salir de la versión móvil