Terapia

Cómo saber si tienes depresión postparto

Escrito por Dia García

La depresión postparto es un término amplio para la amplia gama de emociones que una mujer puede experimentar después de tener un bebé. Los trastornos del estado de ánimo posparto normalmente se dividen en tres subcategorías que incluyen “melancolía”, depresión posparto (PPD) y psicosis posparto (PPP).

En los últimos años, se han agregado nuevas categorías al grupo de trastornos del estado de ánimo posparto, incluida la ansiedad posparto (PPA), el trastorno obsesivo compulsivo posparto (PPOCD) y el trastorno de estrés postraumático posparto (PPTSD). Los síntomas de cada trastorno varían de acuerdo a la severidad e intensidad.

A la depresión postparto también se le conoce bajo el término Baby Blues, pero esta es la forma menos severa del trastorno. Aproximadamente del 50% al 75% de todas las nuevas madres experimentarán algunos sentimientos negativos unos 5 días después del parto.

Signos de depresión postparto

La Dra. Alison Stuebe, MD, profesora asociada de medicina materno-fetal de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y autora principal de las recomendaciones del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos sobre la atención posparto, suele hacer a sus pacientes dos preguntas clave al determinar si tienen depresión posparto: ¿puedes dormir cuando el bebé está durmiendo? ¿Estás teniendo pensamientos negativos? Según la doctora, las madres con ansiedad postparto por lo general no pueden dormir incluso si están muy agotadas. Los pensamientos intrusivos, como la preocupación excesiva por dejar caer al bebé por las escaleras o tener un accidente automovilístico, también pueden indicar depresión posparto.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los principales síntomas de depresión postparto incluyen: 

  • Sentirse triste, desesperada, abrumada, culpable o enojada.
  • Llorar constantemente.
  • Sentirse entumecida o desconectada del bebé, no querer estar cerca del bebé o estar preocupada de lastimarlo.
  • Fatiga constante.
  • Alejarse de la pareja.
  • Sentirse incapaz o incompetente para cuidar al bebé, incluso sentirse culpable por no ser “lo suficientemente buena”.
  • Síntomas físicos inexplicables, como dolores de cabeza, náuseas y dolor de estómago.
  • No poder encontrar placer en ninguna actividad o alejarse de los demás.
  • No tener energía y tener problemas para concentrarse.
  • Experimentar dificultades para dormir, insomnio total incluso.
  • Pensamientos de lastimarte a ti mismo y a tu bebé. 

Depresión postparto: causas y factores de riesgo

No existe una única razón para que las madres primerizas desarrollen depresión postparto, pero sí se han identificado algunos factores de riesgo interrelacionados que contribuyen al problema.

Cambios hormonales

Después del parto, las mujeres experimentan una gran caída en los niveles de hormonas de estrógeno y progesterona. Suele haber una caída en los niveles de tiroides, y todo esto en conjunto produce fatiga y depresión.

Y en un amplio espectro, estos rápidos cambios hormonales, junto con los cambios en la presión arterial, el funcionamiento del sistema inmunitario y el metabolismo que experimentan las nuevas madres, pueden desencadenar la depresión posparto.

Cambios físicos

El embarazo deja numerosos cambios físicos que pueden afectar a las mujeres a nivel emocional. Por un lado, las mujeres pueden lidiar por mucho tiempo con los dolores posparto, la fatiga, el estrés y el cansancio físico. Todo esto se traduce en dolores de cuello, hombros, cólicos y otras dolencias.

Por otra parte, muchas mujeres experimentan dificultad para perder peso luego del parto, esto las deja inseguras y las afecta mucho emocionalmente. Al mirarse al espejo muchas no ven ni la sombra de la figura que hace apenas nueve meses atrás tenían y esto trae un gran conflicto emocional.

Estrés

Las madres primerizas experimentan el estrés de tener que cuidar a un recién nacido a tiempo completo por primera vez; esta es quizás la responsabilidad más grande que una persona puede tener en toda su vida. Asimismo, las madres que ya tienen uno o más hijos, asumen esta responsabilidad mientras deben velar por el resto sin descanso. Las mujeres pueden sentirse abrumadas y ansiosas por su capacidad de cuidar adecuadamente al bebé. Especialmente como madre primeriza, adaptarse a esta nueva identidad puede ser todo un desafío. 

Por otro lado, existen otros factores de riesgo que pueden contribuir a desarrollar el trastorno. Como por ejemplo:

  • Eventos estresantes de la vida, incluido un parto traumático.
  • Apoyo social inadecuado, como ser madre soltera o sufrir abuso doméstico.
  • Antecedentes personales o familiares de depresión.
  • Embarazo o complicaciones del parto, incluido el parto prematuro o la hospitalización de un bebé.
  • Ser una madre adolescente.
  • Dar a luz a gemelos o trillizos.
  • Haber tenido dificultades para quedar embarazada.

Finalmente, el factor de riesgo más significativo es un historial de depresión posparto, ya que un episodio anterior puede aumentar sus posibilidades de que se repita un episodio al 30-50%. También representa un factor de riesgo un historial de depresión no relacionada con el embarazo o un historial familiar de trastornos del estado de ánimo. Asimismo, el riesgo aumenta en mujeres que suspenden abruptamente sus medicamentos a fines del embarazo. 

La depresión postparto no es “normal”, pero es común. “Lo más importante es que las madres sepan que ocurre y que no están solas”, dice el Dr. Trachtenberg. “A menudo, las madres tienen esta imagen de que este debe ser el momento más hermoso y maravilloso de sus vidas”. Así que cuando esa imagen no corresponde con la realidad, puede convertirse en un “ciclo que puede hacer que se sientan fuera de control”, agrega. Ahí es cuando necesitas buscar ayuda profesional.

Si los síntomas son graves, podrías lastimarte a ti mismo o a tu bebé. Si tienes los síntomas, comunícate con tu obstetra ginecólogo, el pediatra de tu hijo o tu proveedor de atención primaria para buscar tratamiento y una referencia de salud mental.

 

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Dejar un Comentario