Terapia

Qué es la terapia para parejas y cómo puede ayudar a tu relación

Escrito por Dia García

La terapia o consejería de pareja aporta muchos beneficios a las relaciones.

Cuando una pareja trabaja con un consejero o terapeuta, puede explorar un panorama más amplio de la relación y las interacciones individuales de cada uno, pues la terapia brinda un espacio seguro para explorar los patrones de tu comportamiento individual y de pareja, así como para encontrar formas de ser más consciente de tus acciones y decisiones. Explicamos de qué trata la terapia para parejas y cómo ayuda a las relaciones a continuación.

Qué es la terapia de pareja

Es un tipo de psicoterapia que permite que ambas partes en una charla relacionen de sus problemas y sentimientos en un ambiente seguro y privado. Se basa en el principio de que al hablar de nuestros problemas, nos entendemos mejor a nosotros mismos y, con orientación, a menudo podemos hacer cambios que mejoran nuestras vidas y relaciones diarias.

Este tipo de terapia se lleva a cabo bajo la tutela de un consejero profesional, psicólogo o terapeuta y se enfoca principalmente en ayudar a una pareja a resolver los problemas que les están causando angustia o distancia.

Los problemas por los que las personas acuden a terapia para parejas son muy variados. Pueden ir desde diferencias de pensamientos a la hora de conformar una familia, incomprensión, o hasta problemas por la co-dependencia emocional de uno hacia su seno materno.

Por qué debería ir a una terapia para parejas

Las sesiones de terapia pueden salvar matrimonios según las estadísticas. Puede ser difícil sentirse infeliz en una relación viendo que quienes te rodean están en relaciones sanas y felices. Pero debes saber que no estás solo. Algunas sesiones de terapia con un profesional pueden llevar tu relación a un mejor término.

Según la Asociación Estadounidense de Terapeutas Matrimoniales y Familiares el 98% de las parejas consideran que la terapia es un éxito. Por supuesto, el éxito depende de qué tan involucrados estén los dos con la terapia y con la relación.

Entre los principales beneficios que aporta la terapia de pareja tenemos:

  • Mejora la forma en que se comunican entre sí.
  • Reduce el número y la intensidad de sus argumentos.
  • Mejora su comprensión de las necesidades y reacciones de los demás.
  • Revitaliza la intimidad perdida y restaura un sentido de conexión amorosa en tu relación.
  • Negocia o restablece compromisos.

Beneficios de la terapia de pareja

Detallamos mejor algunos de los principales beneficios de la terapia para parejas a continuación:

Comunicación y comprensión mejorada entre la pareja: Un consejero calificado de parejas o relaciones está capacitado para reconocer y desafiar los hábitos de comunicación actuales de la pareja y para enseñarles cómo comunicarse de manera más efectiva entre sí.

Las habilidades de comunicación sólidas (hablar y escuchar) les permitirán resolver problemas grandes y pequeños, y ayudarán a mantener una relación sólida incluso en momentos de estrés severo.

Rejuvenecimiento de las conexiones emocionales: La rutina y dar al otro por sentado puede llevar la relación a un punto de no retorno. Pero con ayuda profesional, la pareja puede entenderse mejor, lo que puede colaborar con la restauración de los lazos emocionales y más.

Mejor negociación de compromisos: Una de las formas en que un consejero o psicólogo puede ser de ayuda es no solo para ventilar inquietudes y temores, sino también para negociar las responsabilidades que puedan surgir como resultado de hacer un nuevo compromiso dentro de la relación.

El consejero puede ayudar a la pareja a llegar a los mejores acuerdos ante cambios y decisiones.

Cómo hacer una terapia de pareja efectiva

El primer paso es contar con un profesional calificado, pero después de eso, la mayor parte del éxito recae en la voluntad y honestidad de la pareja. Hay muchas cosas que ambos pueden hacer para que el asesoramiento sobre relaciones valga la pena, veamos algunas.

Sé honesto: No mientas en terapia, es pérdida de tiempo, dinero y esfuerzo. Sabemos que nadie quiere ser juzgado, pero la terapia no es para ser juzgado, sino para ser ayudado. Incluso cuando la verdad sea difícil de oír, dila.

Prepárate para las molestias e incomodidades: En terapia conocerás nuevas verdades sobre ti mismo y sobre tu pareja, así que es importante que estés predispuesto a escuchar cosas que no son agradables o felices. Debes tener la actitud correcta para escuchar estas cosas y estar dispuesto a prestarles atención para crecer y mejorar. El terapeuta está allí para ayudarte, pero en última instancia, todo depende de tu actitud.

Escucha a tu pareja: Sea que estés haciendo terapia de pareja o terapia familiar, escucha lo que el otro tiene para decir sobre ti o sobre la relación. No permanezcas a la defensiva ni tengas una respuesta para todo; este comportamiento solo hará las cosas más difíciles para todos.

Dispón de tiempo: Los problemas no se solucionarán de inmediato, de hecho es probable que debas probar varias tareas y nuevos patrones que toman tiempo para finalmente ver cuál funciona. Solo recuerda que vale la pena y ten paciencia. El terapeuta no es un mago que hará desaparecer los problemas. Por tanto, debes entender que empezar a ir a terapia para parejas es el inicio de un proceso.

Qué hacer si tu pareja rechaza la terapia

No importa cuántos beneficios creas que tiene la terapia, tu pareja aún puede rechazar la idea y ponerse a la defensiva ¿qué hacer ante esa situación? En primer lugar, recuerda que no puedes ni debes obligar a tu pareja a recibir asesoramiento, pues si va obligada no funcionará.

Lo que sí puedes hacer si aún quieres luchar por la relación es ir a un psicólogo, consejero o terapeuta por tu cuenta y empezar a tratar los problemas que enfrentas como individuo.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Salir de la versión móvil