Terapia

¿Qué es el complejo de Atlas?

Escrito por Dia García

¿Alguna vez has sentido que llevas el peso del mundo sobre tus hombros? Si eres una persona que además de tus ambiciosos o simples proyectos personales te sientes en la obligación de ayudar a todas las personas que te rodean porque sin ti no podrían con sus propias vidas, puede que tengas el complejo de Atlas.

Qué es el complejo de Atlas

En la mitología griega, Atlas o Atlante era un joven titán al que Zeus designó el castigo de cargar sobre sus hombros el cielo. De ahí su nombre, que en griego antiguo significa ‘soportar’.

El complejo de Atlas describe la necesidad de asumir toda la responsabilidad y todo el estrés del mundo mientras navegas por él. Por el bien de la amistad, la aprobación o el respeto, la persona asume el rol de ayudador permanente, sacrificando todo de sí misma. Así que a menudo, la persona con complejo de Atlas experimenta relaciones sin límites, en las que da demasiado y pierde el auto cuidado.

Pero la característica más destacable es que quien lo padece no es un altruista, sino que a menudo se resiente y se siente abusado en las situaciones en las que debe ayudar. Como para el titán Atlas, el tener que soportar las cargas de otro representa un castigo.

Cómo saber si tines complejo de Atlas

Auto percibirse es a veces una tarea compleja, pero para identificar si tienes complejo de Atlas puedes comenzar por hacerte estas preguntas.

  • ¿Te resientes en secreto ante la solicitud de ayuda pero sientes que no puedes decir que no?
  • ¿Sientes que eres el único que puede ayudar, entonces dices que sí?
  • ¿Sientes que tienes que decir que sí para evitar conflictos o juicios?
  • ¿Temes decepcionar a alguien si no aceptas su solicitud?
  • ¿Necesitas que te necesiten? ¿Te siente más valioso cuando ayudas a los demás?

Si te identificaste con al menos tres de las cinco preguntas que acabamos de compartir, es muy probable que tengas complejo de Atlas.

Cómo establecer límites

La persona que tiene complejo de Atlas necesita activamente aprender a establecer límites y centrarse en el auto cuidado. Ayudar no está demás, pero todo altruismo debe ser natural y generar paz. En caso contrario, la cooperación se vuelve muy desgastante.

Para establecer límites correctos en tus relaciones prueba:

  • Comprobar que te estás ayudando a ti mismo además de ayudar a los demás. Recuerda que no puedes cuidar de los demás si primero no te cuidas a ti mismo.
  • Define las cosas que puedes hacer por otro sin fatigarte o incomodarte demasiado.
  • Aprende poco a poco a decir “no puedo” y “no quiero”. Si es necesario explica tus razones, pero ten en cuenta que algunos “no” ni siquiera exigen explicación.
  • Aprende a dejar de controlar el exterior.

Finalmente, es probable que cuando empieces a establecer límites experimentes ansiedad. Pero si te mantienes positivo, perseverante y entrenas tus habilidades de afrontamiento, en poco tiempo verás efectos positivos en tu estado de ánimo, tus relaciones y tu vida. ¡Tú puedes hacerlo!

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Salir de la versión móvil