Trabajo

La psicología del Liderazgo

Escrito por Dia García

El liderazgo es la capacidad y acción de un individuo para influir en las motivaciones, ideales y conductas de un colectivo, movilizándolos hacia un logro. Durante décadas, los psicólogos han estudiado dónde reside esta capacidad y cómo funciona.

En ese sentido, han surgido teorías que señalan que los líderes nacen con estas cualidades (líderes natos), mientras que otros postulados señalan que desde la infancia las personas van adquiriendo habilidades de liderazgo. Démosle un vistazo a las principales teorías de liderazgo.

Teorías del liderazgo

El interés por el liderazgo aumentó durante la primera parte del siglo XX.Las primeras teorías de liderazgo se centraron en las cualidades que distinguían entre líderes y seguidores, pero los estudios posteriores se enfocaron más en analizar las variables como factores situacionales y niveles de habilidad.

Así es como se han conformado las 8 teorías principales del liderazgo que explicamos a continuación.

Teoría del “gran hombre”

Esta es la teoría del “líder nato”, es decir, esa que explica cómo personas parecen haber nacido para ser líderes. Poseen cualidades innatas como carisma, confianza, inteligencia y aptitudes sociales elevadas. Se le llama teoría del “gran hombre” porque en el momento en el que se creó, la mayoría de los líderes eran figuras masculinas y se aplicaba especialmente a los hombres del entorno militar.

Según esta teoría, las personas no pueden esforzarse para aprender a convertirse en líderes, es algo con lo que se nace. Así que el postulado tiene un enfoque de la naturaleza y no de la crianza para explicar el liderazgo.

Grandes personalidades como Abraham Lincoln, Julio César, Mahatma Gandhi y Alejandro Magno, ayudaron a contribuir a la noción de que los grandes líderes nacen y no se hacen.

Teorías de rasgos

Mientras tanto, las teorías de rasgos se basan en la herencia, es decir, establecen que los rasgos de liderazgo se heredan de los familiares directos. Los líderes suelen tener rasgos en común, como la extroversión, la confianza en sí mismos, el coraje, la determinación, etc. La teoría señala que los líderes suelen concentrar todas estas cualidades heredadas a su personalidad.

Sin embargo, hay personas que poseen todas esas cualidades y no son líderes, ni siquiera les interesa serlo. Es decir, hay muchas personas que poseen los rasgos de personalidad asociados con el liderazgo, sin embargo, muchas de estas personas nunca buscan puestos de liderazgo. Y alternativamente, hay personas con fuertes carencias en alguna de estas cualidades y sin embargo se convierten en líderes sobresalientes.

Teorías de contingencia

Según los estudios de liderazgo encabezados por White y Hodgson, los líderes reúnen un grupo de cualidades pero estas son realmente efectivas solo cuando se equilibran con el comportamiento, las necesidades y el contexto.

Es decir, los buenos líderes son aquellos capaces de hacer un balance entre las necesidades de sus seguidores y la situación, accionando en consecuencia de la forma más conveniente. Por tanto, el éxito de un líder depende no solo de sus rasgos de liderazgo, sino también de las cualidades de los seguidores y los aspectos de la situación.

Teorías situacionales

De acuerdo a las teorías situacionales, los líderes son aquellos que saben elegir el mejor curso de acción basándose en las situaciones. Así, los estilos de liderazgo se definen de acuerdo al tipo de toma de decisiones que debe asumir la persona al mando.

Por ejemplo, en aquellos casos en los que el líder es la persona mejor informada y experimentada del grupo, funciona el estilo autoritario; pero en los casos en los que los miembros del grupo están mejor informados y tienen más experiencia, hace falta un líder democrático.

Teorías del comportamiento

En contraposición con la teoría del “gran hombre”, las teorías del comportamiento establecen que los grandes líderes no nacen sino que se hacen. Como ya lo puedes imaginar, estas teorías guardan sus bases en el conductismo, por lo que el liderazgo se define a partir de las acciones, no por las cualidades mentales o estados de ánimo de una persona.

En síntesis, las teorías del comportamiento afirman que una persona puede llegar a convertirse en líder a través del aprendizaje, la experiencia y la observación.

Teorías participativas

Las teorías de liderazgo participativo establecen que el liderazgo efectivo es aquel que permite a todos los miembros del grupo participar, aportar ideas y dar sus opiniones.

Sin embargo, el líder del grupo se reserva el derecho de permitir y tener en cuenta estas opiniones. Así, esta teoría distingue el liderazgo de las dictaduras, el autoritarismo y cualquier sistema impositivo.

Teorías de gestión

Las teorías de gestión o transaccionales ponen al líder en tareas de supervisión, organización y análisis del desempeño del grupo. De acuerdo con estas teorías, el liderazgo se limita a una serie de recompensas y castigos que se otorgan de acuerdo a las acciones de los miembros del grupo.

Como bien puedes intuirlo, es un grupo de teorías que se aplican mayormente al mundo de los negocios; cuando los empleados tienen éxito, son recompensados ​​y cuando fracasan, son reprendidos o castigados.

Teorías de las relaciones

Finalmente, las teorías de las relaciones o transformacionales se centran en las conexiones formadas entre líderes y seguidores. Es decir, en cómo los líderes impulsan y motivan de forma muy personal a los miembros de un grupo, haciéndoles ver las recompensas y el bien superior de cada tarea.

Según esta teoría, los líderes, ya sea con sus discursos o acciones, pueden inyectar grandes dosis de motivación a su equipo o grupo, por lo que no solo están interesados en el rendimiento del grupo, sino en que cada persona pueda alcanzar su máximo potencial. Por tanto, quienes ejercen este tipo de liderazgo tienen altos estándares morales y éticos. La personalidad y el rol de líderes como Martin Luther King pueden explicar mejor estas teorías.

En los últimos cien años han surgido muchas teorías en torno al liderazgo, y se puede afirmar que todas son visiones de una misma realidad prismática. Definir qué convierte a una persona en líder no es una tarea sencilla, así que cada teoría es cierta desde su propio punto de vista.

Es decir, es claro que hay personas que nacieron para liderar aparentemente, mientras que otras personas aprenden en el camino; hay líderes que tienen en su haber una serie de cualidades comunes asociadas con el liderazgo, mientras que otros carecen de buena parte de ellas, pero al saber analizar la situaciones y las necesidades de las personas que les siguen, saben tomar decisiones sabias.

Así que todas las teorías son válidas, y cada una en particular funciona para mejorar la percepción del liderazgo de cierta forma.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Dejar un Comentario