Trabajo

La psicología de las relaciones públicas

Escrito por Dia García

La Public Relations Society of America define las relaciones públicas como “un proceso de comunicación estratégica que construye relaciones mutuamente beneficiosas entre las organizaciones y el público”.

Pero, ¿cómo se construyen exactamente estas relaciones? ¿Qué herramienta de relaciones públicas se utiliza para hacer la conexión? ¿Es la fuerza del mensaje? ¿La forma en que se entrega? ¿Es pura suerte? Intentaremos explicarlo a continuación.

Psicología en las relaciones públicas

Para ser más simples, la psicología de las relaciones públicas, se refiere al poder de la psicología y la interacción humana. Las relaciones basadas en la comunicación no se enfocan solo en un mensaje, sino en la teoría detrás de cómo piensan las personas y por qué recuerdan lo que hacen.

Para comprender las formas en que las relaciones públicas se conectan con éxito con cualquier grupo en particular, los profesionales evalúan cuatro preguntas: ¿quién es su audiencia?, ¿cómo esa audiencia forma su actitud?, ¿qué tan atentos están a los mensajes? y, finalmente, ¿cuál es su capacidad para recordar y aferrarse a ese mensaje?

Dominar estas cuatro preguntas permite a los profesionales de relaciones públicas acercarse lo más posible al logro de su objetivo final el cual es, influir en el comportamiento.

En otras palabras, la psicología enseña a los profesionales de la comunicación a aprender sus temas, adaptar su mensaje y observar cómo se desarrolla el comportamiento subconsciente.

La mayoría de las teorías de relaciones públicas se basan en teorías de la psicología como la difusión de la innovación. Esta teoría explica el proceso por el cual una nueva idea se comunica a través de ciertos canales a lo largo del tiempo entre los miembros de un sistema social.

La psicología social se enfoca en conceptos como cambio de comportamiento, comportamiento grupal y formación de actitudes, todo parte de lo que los profesionales de relaciones públicas están tratando de influir a través de sus campañas.

Tener experiencia en psicología actúa como un fuerte complemento a la formación tradicional en relaciones públicas.

Durante el proceso de una campaña de relaciones públicas, debes determinar las audiencias objetivo específico y abordarlas de manera diferente según el tema. Las personas responden a los detalles y al diseño de manera diferente desde el color de las diapositivas de su presentación hasta tu mensaje general y el medio que se utiliza. La psicología puede explicar por qué todos los datos demográficos reaccionan a los mensajes de manera diferente, basándose en la ciencia de la sensación y la percepción.

Los profesionales de relaciones públicas siempre tienen como objetivo transmitir información que sea persuasiva, eficaz y conduzca a una acción. El primer paso para saber cómo influir en una persona es saber cómo las personas forman actitudes.

En psicología, una actitud se refiere a un conjunto de emociones, creencias y comportamientos hacia un objeto, persona o cosa en particular que pueden afectar el comportamiento.

La formación de actitudes tiene tres componentes básicos: emocional, o cómo se siente al respecto; cognitivo, o lo que piensa al respecto; y conductual, o lo que está haciendo al respecto.

Entonces, ¿cómo se puede cambiar la actitud? Cuando los profesionales de relaciones públicas están planificando campañas, deben tener en cuenta la percepción social: prejuicios positivos y negativos, influencias culturales y del contexto y estereotipos. La mejor forma de cambiar la actitud de una persona es utilizar el condicionamiento clásico y la teoría del aprendizaje social.

El condicionamiento clásico se refiere a formar una asociación entre dos acciones que resulta en una respuesta aprendida a esas acciones. Un ejemplo sería superar el miedo o la ansiedad durante las presentaciones.

Emparejar una situación que provoca ansiedad, como presentarse frente a un grupo, con un entorno agradable ayuda a las personas a aprender nuevas asociaciones para que, en lugar de sentirse ansioso en esta situación, la persona aprenda a mantenerse relajada y a cambiar su comportamiento.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Salir de la versión móvil