Trastornos

¿Cómo actúa un narcisista enamorado?

Por la sintomatología del Narcisista, en la cual coloca su amor propio y sentido de superioridad como eje central de su vida, muchas personas cuestionan que éstos puedan llegar a sentir por otra persona una emoción tan intensa como el enamoramiento.

Lo cierto es que, a pesar de que desde cierto punto de vista tengan razón, los Narcisistas pueden llegar a enamorarse de alguien más tanto como tú o como yo, pero la verdadera pregunta es cómo se comportan cuando lo hacen.

Ya sea por curiosidad o porque estás directamente involucrado en dicha situación, si quieres saber cuáles son las principales características de un narcisista enamorado, no puedes perderte la descripción que presentaré a continuación.

Búsqueda del Amor Romántico Perfecto

El alto sentido de superioridad del narcisista le impide conformarse con poco, buscando un amor como de películas.

Si bien esto en ocasiones les puede motivar a realizar gran cantidad de detalles para encantar a su enamorada, lo cierto es que su verdadera motivación nace de convertirse ellos mismos en la pareja perfecta.

Lo que verdaderamente ama un narcisista de su pareja es la forma en la que ésta pueda verlo, fantaseando con respecto a cómo le admira esta otra persona.

A pesar de ello, esta percepción de pareja perfecta ocurre solo a grandes rasgos (como en las películas), y no en la comprensión emocional que se necesita en los aspectos cotidianos de una relación.

Así pues, cuando la interacción con su enamorada se torna difícil, el narcisista se suele aburrir y buscar a alguien más.

Pareja Trofeo

Se entiende que una pareja trofeo es una que, tanto el narcisista como el resto de las personas, admiran ya sea por sus atributos físicos como intelectuales.

Por consiguiente, el narcisista se enamora no de las virtudes de esta persona, sino de la aceptación social que recibiría teniéndola como pareja.

Este tipo de enamoramiento tiene una naturaleza posesiva, en la que el narcisista siente satisfacción solo de poseer a esta pareja, y en la que suele restar atención a otros aspectos importantes a cultivar en la relación.

Rechaza sus Defectos

Si en líneas generales el narcisista niega sus defectos como propios, cuando está presente a su enamorada los oculta de tal forma que en algunos casos podría considerarse patológico.

Esto puede llevarlo a manipular a la otra persona hasta convencerla de que en realidad carece de tales defectos, incluso cuando en un principio éstos hubiesen podido resultar obvios.

Si la manipulación falla y se le señalan sus defectos, pueden comenzar una disputa que con frecuencia no llega a ningún lado.

Se Muestra Extremadamente Celoso

Siendo un tipo de enamoramiento posesivo, cuando la pareja o enamorada de un narcisista muestra indicios de atracción (verosímil o inverosímil) por alguien más, éste puede llegar a considerarlo como una traición de seriedad.

Esto parte de las características de la personalidad del narcisista, en las que toda la atención debe estar centrada en ellos porque, de lo contrario, ven afectada su autoestima.

Esto conlleva al narcisista a constantes reproches hacia esta otra persona, instigándole a modificar su comportamiento si desea que empiecen (o continúen) juntos.

Suelen Formarse Relaciones Dependientes

Un narcisista busca en su pareja alguien a quién tener a disposición a tiempo completo, mostrando gran disgusto cuando esta premisa no se cumple.

El problema está en que, si esta dinámica no se modifica, se puede entrar en un proceso de dependencia en el que ambos no toleren estar juntos, pero tampoco puedan manejar la idea de estar separados.

Esto fomenta las así llamadas relaciones tóxicas, en las que cada día que pasa se vuelve más difícil de modificar.

¿Has tenido una relación con una persona narcisista? ¡Comparte tu experiencia personal para que otros puedan aprender de ti!

Acerca de

Daniel Alejandro Rendón

Soy psicólogo con mención en clínica, egresado de la Universidad Arturo Michelena, experiencia en el campo de los deportes, psicología evolutiva, clínica, filosofía y más de un año en redacción.

Dejar un Comentario