Trastornos

Cómo se mide el autismo: Escalas del Espectro Autista

Escrito por Dia García

El autismo es un trastorno del desarrollo que afecta los comportamientos y las habilidades de comunicación de una persona. Los síntomas pueden varían desde muy leves hasta más severos y a menudo dificultan la interacción con los demás.

Para 2013, la Asociación Americana de Psiquiatría actualizó su manual de diagnóstico dividiendo el grado de autismo en niveles y llamándolo trastorno del espectro autista (TEA). En el siguiente post te diremos cómo se mide el autismo: Escalas del espectro autista.

Existen tres niveles de autismo, cada uno de los cuales refleja un nivel diferente de apoyo que una persona puede necesitar. Para determinar los niveles de autismo, los médicos tienen en cuenta dos cosas: las habilidades de comunicación social y las conductas restringidas y repetitivas

Cuanto más bajo es el nivel, menos apoyo puede necesitar alguien. Por ejemplo, las personas con autismo de nivel 1 tienen síntomas leves y es posible que no requieran mucho apoyo. Las personas con autismo de nivel 2 o 3 tienen síntomas moderados a severos y requieren un apoyo más sustancial. Explicaremos a continuación cada nivel:

Nivel de autismo 1

Las personas con autismo de nivel 1 tienen problemas notables con las habilidades de comunicación y socialización con los demás. Por lo general, pueden tener una conversación simple y corta, pero puede ser difícil mantener una conversación  estable y larga de ida y vuelta.

Síntomas del autismo de nivel 1

  • Disminución del interés en las interacciones o actividades sociales.
  • Dificultad para iniciar interacciones sociales, como hablar con una persona.
  • Capacidad de relacionarse con una persona, pero puede tener dificultades para mantener una conversación típica.
  • Signos obvios de dificultad de comunicación.
  • Dificultad para adaptarse a cambios en la rutina o el comportamiento.
  • Dificultad para planificar y organizar

Las personas con autismo de nivel 1 a menudo mantienen una alta calidad de vida con poco apoyo. Este apoyo generalmente se presenta en forma de terapia conductual u otros tipos de terapia. Ambos enfoques pueden ayudar a mejorar las habilidades sociales y de comunicación. La terapia conductual también puede ayudar a desarrollar comportamientos positivos que podrían no ser naturales.

Nivel de autismo 2

La Asociación Americana de Psiquiatría señala que aquellos con autismo de nivel 2 requieren un apoyo sustancial. Los síntomas asociados con este nivel incluyen una falta más severa de habilidades de comunicación verbal y no verbal. Esto a menudo dificulta las actividades diarias.

Síntomas del autismo de nivel 2

  • Dificultad para hacer frente al cambio en la rutina o el entorno.
  • Falta significativa de habilidades de comunicación verbal y no verbal.
  • Problemas de comportamiento lo suficientemente graves como para ser obvios para el observador casual.
  • Respuesta inusual o reducida a señales sociales, comunicación o interacciones.
  • Problemas para adaptarse al cambio.
  • Comunicación usando oraciones demasiado simples.
  • Intereses específicos y estrechos.

Las personas con autismo de nivel 2 generalmente necesitan más apoyo que aquellas con autismo de nivel 1. Incluso con apoyo, pueden tener dificultades para adaptarse a los cambios en su entorno. Sin embargo, una variedad de terapias pueden ayudar. Por ejemplo, la terapia de integración sensorial la cual se puede utilizar a este nivel ya que ayuda a las personas a aprender a lidiar con la información sensorial, como:

  • Olores desagradables.
  • Sonidos fuertes o molestos.
  • Distracción por cambios visuales.
  • Luces parpadeantes.

Las personas con autismo de nivel 2 tienden a beneficiarse también de la terapia ocupacional. Este tipo de terapia ayuda a las personas a desarrollar las habilidades que necesitan para completar las tareas diarias, como la toma de decisiones o las habilidades relacionadas con el trabajo.

Nivel de autismo 3

Este es el nivel más severo de autismo. Según la Asociación Americana de Psiquiatría, aquellos que están en este nivel requieren un apoyo muy sustancial. Además de una falta más severa de habilidades de comunicación, las personas con autismo de nivel 3 también muestran comportamientos repetitivos o restrictivos.

Los comportamientos repetitivos se refieren a hacer lo mismo una y otra vez, ya sea una acción física o decir la misma frase. Los comportamientos restrictivos son aquellos que tienden a distanciar a alguien del mundo que los rodea. Esto podría implicar una incapacidad para adaptarse al cambio o intereses limitados en temas muy específicos.

Síntomas del autismo de nivel 3

  • Falta muy visible de habilidades de comunicación verbal y no verbal.
  • Deseo muy limitado de participar socialmente o participar en interacciones sociales.
  • Problemas para cambiar comportamientos.
  • Dificultad extrema para hacer frente a cambios inesperados en la rutina o el entorno.
  • Gran angustia o dificultad para cambiar el enfoque o la atención.

Las personas con autismo de nivel 3 a menudo necesitan una terapia frecuente e intensiva que se centra en una variedad de problemas, incluida la comunicación y el comportamiento. También pueden beneficiarse de la medicación. Si bien no hay medicamentos que traten el autismo específicamente, ciertos medicamentos pueden ayudar a controlar síntomas específicos o trastornos concurrentes, como depresión o problemas para concentrarse.

Alguien con este nivel de autismo también puede necesitar un cuidador que los ayude a aprender habilidades básicas que les permitirán tener éxito en la escuela, en el hogar o en el trabajo.

No hay análisis de sangre, prueba de imagen o exploración que pueda diagnosticar el autismo. En cambio, un médico tendrá en cuenta muchos factores. Estos incluyen síntomas de comportamiento, problemas de comunicación e historia familiar para ayudar a descartar cualquier condición genética potencial. Luego hará una variedad de preguntas sobre los hábitos diarios de alguien y los aspectos de su vida social. También puede derivar al paciente para pruebas psicológicas. El diagnóstico se basa en el nivel con el que los síntomas son más consistentes.

No todas las personas con autismo encajan claramente en un nivel. Pero pueden proporcionar una línea de base útil para ayudar a los médicos a elaborar un plan de gestión eficaz y establecer objetivos alcanzables. Si crees que tú o tu hijo pueden tener autismo, discute tus preocupaciones con tu médico de familia y considera hacer una cita con un especialista en autismo.

 

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Dejar un Comentario