Pareja Relaciones

La psicología detrás del Ghosting

Escrito por Dia García

¿Has oído hablar del Ghosting? Los fantasmas son tema recurrente en Halloween y evidentemente también están asociados con la muerte o el plano sobrenatural. Pero el ghosting no tiene que ver con nada sobrenatural, ni siquiera con la película Ghost de los 90, aunque sí tiene una asociación romántica. Explicamos a continuación la psicología detrás del ghosting.

Qué es el Ghosting

Se ha definido como efecto ghosting el acto de cortar abruptamente la comunicación con un interés romántico.La persona que desaparece sin previo aviso o explicación es el ghoster, y su víctima es el ghostee. Por lo general los ghostee quedan heridos y confundidos, esperando respuestas a mensajes de texto y llamadas que probablemente nunca llegarán.

Ghosting no es una definición revolucionaria, es solo un nombre nuevo para algo que los humanos llevan haciendo mucho tiempo, y que se ha vuelto mucho más fácil a través de las redes sociales y apps de mensajería:elegir el camino de menor resistencia por egoísmo o tal vez por la autoconservación.

Antes, quien quería desaparecer solo tenía que dejar de enviar cartas, dejar de llamar o dejar de visitar. Paradójicamente, ahora con el internet es más fácil comunicarse con tantas redes disponibles, y sin embargo el ghosting se ha hecho más recurrente.

Ebony Utley, profesora de estudios de comunicación en Long Beach State, dice que actualmente muchas personas pueden desaparecer para siempre porque la mayor parte de sus relaciones se llevan a cabo a través de mensajería. Sin embargo, existen dos modalidades de Ghosting que no implican desaparecer por completo. En una la persona usa una forma particularmente manipuladora de terrorismo emocional registrándose de vez en cuando para mantener abiertas sus opciones.

La otra consiste en que la persona regresa de los muertos después de cierto tiempo enviando un mensaje de texto algo molesto pero irresistible: “Te extraño”, “¿Estás despierto?” o peor aún, no escribe pero stalkea tus redes sociales. Este último es el fenómeno del siglo XXI de un ex amante voyeurísticamente observando todas y cada una de tus actividades en las redes sociales (piensa en historias de Instagram o Snapchats).

Por qué se hace Ghosting

Ha nadie le gusta ser un fantasma o un muerto viviente (zombie) que aparece después de mucho tiempo. Entonces, ¿por qué tantos de nosotros lo hacemos? Un estudio de 2018 publicado en el Journal of Social and Personal Relationships informa que el 20 % de sus más de 1,000 participantes admitieron estar fantasmaando a alguien (el 25 %  de ese mismo grupo afirma haber sufrido el ghosting). Utley por su lado advierte que los ghoster no siempre deben ser calificados como cobardes.

“Muchos de nosotros pensamos que un ghoster es simplemente esta persona terrible que desaparece de la vida de alguien que se preocupa por ellos, pero creo que muchos ghosters no quieren herir los sentimientos de otras personas”, dice ella. “Se necesita mucho para mirar a alguien a los ojos y decir: ‘No quiero hablarte más’. No digo que la percepción de los ghoster  estén bien, pero entiendo cómo sucede”.

El efecto fantasma es muy similar a la evasión y las estrategias de comunicación mediadas. Este tipo de estrategias están asociadas con tener un estilo de apego evitativo, que es una tendencia a evitar la cercanía emocional en las relaciones.

Por otro lado, en un estudio de 2018, los investigadores dividieron a las personas en: aquellos que tienen una mentalidad fija sobre el futuro, creen en el destino y piensan que una relación está destinada a ser o no; y aquellos que tienen una mentalidad de crecimiento y creen que las relaciones se construyen poco a poco.

Encontraron que las personas con creencias de destino más fuertes tenían un 60 % más de probabilidades que el otro grupo de ver el efecto ghosting como una forma aceptable de terminar una relación y tenían más probabilidades de hacerlo.

Consejos para lidiar con el Ghosting

La profesora Utley compartió cinco cosas a tener en cuenta cuando ha terminado una relación con un ghosting.

No te culpes a ti mismo

Si has sido ghostee por lo general no es tu culpa, no has hecho nada malo para alguien no tenga el valor de terminar contigo, a menos que seas terriblemente obsesivo y maníaco en el amor. Pero en general es responsabilidad de la otra persona que no puede cerrar sus ciclos.

Está bien ojear un poco las redes sociales por un tiempo

“Es 100 % natural querer excavar y tratar de averiguar qué sucedió, pero tal vez te dediques cuatro horas para excavar. Puedes usar esas horas de una vez o puedes extenderlas.

Incluso puedes llamar a tus amigos para que también puedan investigar. Pero luego de eso, todos deben estar de acuerdo en no repetir más esa tarea”, dice la profesora.

También está bien despecharse

Es realmente importante tomarse su tiempo libre para estar triste. Llora, come algunos alimentos que no son particularmente buenos para ti, pero, una vez más, establece un límite de tiempo: ‘Voy a estar triste por este fin de semana, y luego haré un esfuerzo consciente para seguir adelante’.

No dejes que otra persona te tenga como rehén.

Encuentra nuevas formas de obtener el cierre

Es tu responsabilidad descubrir cómo quieres cerrar el capítulo. A veces la lección de cierre es:

‘Esta persona siempre fue grosera. Esta persona siempre llegaba tarde. Ese no es el tipo de persona con la que quiero estar’.

Di gracias y despídete de tu ghost

Lo más importante de este tipo de experiencias es que te ayudan a crecer, según enseña Utley, toma lo que te deje una enseñanza y prepárate para lo siguiente. Lo importante es no cerrarse emocionalmente y tener la disposición de volver a enamorarse, esta vez desde una percepción más madura, sin que tu relación dependa de la mensajería.

Finalmente, para evitar convertirte en un ghoster practica la comunicación directa y compasiva. La confrontación abierta puede ser dolorosa para la persona que está siendo abandonada, pero la mayoría de personas la prefieren antes que cualquier otro método de ruptura.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Dejar un Comentario