Terapia

Tipos de sueños

Escrito por Antonio V. Naranjo

Los distintos tipos de sueños:

Normales, del Inconsciente Colectivo y Trascendentales

Históricamente, el mundo de los sueños ha tenido una importancia vital para muchas civilizaciones, a menudo, desde una perspectiva completamente esotérica. En la mayoría de los casos, los sueños se han usado de una manera premonitoria, para obtener información del destino sobre cómo actuar o qué esperar en circunstancias decisivas de la vida.

Entrando el s.XIX, Freud publicó sus estudios sobre análisis del sueño, enmarcados dentro de su teoría del psicoanálisis. Gracias a la “fiebre” del psicoanálisis, que recorrió rápidamente en los círculos académicos europeos y estadounidenses, los sueños empezaron a tener mucha relevancia dentro del campo de la psicología, cediendo terreno al mundo del ocultismo.

Tendrían que pasar dos décadas para que la teoría freudiana del psicoanálisis de los sueños se vea ensombrecida por los estudios de un joven  suizo llamado Carl Gustav Jung, psiquiatra. Jung la temática de una manera sin igual en su tiempo. Una de las mayores hazañas de Jung fue su
colosal esfuerzo por aunar, investigar e integrar las psicologías de oriente y occidente.

Con los estudios hechos sobre el inconsciente colectivo, la psicología analítica jungiana revolucionó los campos de la psiquiatría y la psicología.

Para escribir este artículo, me he basado en dos pilares:

El libro “El inconsciente colectivo” y la propia biografía de Jung, por una parte, y mi experiencia personal como onironauta por otra.

(La palabra onironauta es de reciente acuñación y significa viajero o explorador del mundo de los sueños)

Si contásemos las horas que estamos dormidos, quizá te sorprenderías, y es que un tercio de nuestras vidas lo pasamos en la cama. Desde este punto de vista, el mundo de los sueños gana mucha relevancia, ya que, ¿quién no querría comprender mejor algo que se pasa más de 20 años haciendo?

Después de más de 4 años explorando el mundo de los sueños, investigando a base de ensayo y error, he hecho una especie de clasificación a grosso modo de los tipos de sueños que existen.

Esta clasificación es fruto de mi experiencia y solo tiene relevancia a nivel informativo. La clasificación está hecha en base a la naturaleza informativa de los sueños; es decir, al nivel de simbolismo, significado o información que podemos extraer de un sueño en concreto.

Antes de nada, me gustaría explicar un poco por encima cómo se estructura una noche promedio de sueño.

Una noche típica de sueño:

Fase 1: Esta fase se caracteriza por la transición entre una mente despierta y activa hacia un estado más relajado donde ya podríamos decir que estamos durmiendo.

Esta fase se llama Hipnagogia, que en griego significa ese tránsito hacia el estado de sueño. Esta fase es muy interesante principalmente por dos motivos; es un shortcut o acceso directo al subconsciente, y además, en este estado nuestra mente incrementa muchísimo su creatividad.

Esta fase suele durar unos 10 minutos de media y es una excelente puerta de entrada al mundo de los sueños lúcidos, en los que hablaré en otro artículo.

Fase 2: Normalmente, pasaremos rápidamente de la fase 1 a la 2, donde tendremos algo de sueño Delta (es decir, la mayoría de las ondas emitidas por nuestro cerebro en esta fase son del tipo Delta).

Esta fase es muy interesante, ya que en ella no ocurre prácticamente nada de sueño. Cuando ocurren, muy pocos o ninguno son recordados. En la tradición del budismo tibetano, esta es una de las fases donde ocurren sus sueños trascendentales.

Este tipo de sueños trascendentales se caracterizan por un desprendimiento total del ego y la autoconciencia. El soñador puede tener conciencia, pero no se identifica con “la identidad del yo” como cuando está despierto. En el budismo a este estado se le llama “Rigpa” o mente clara, y en los textos sagrados se dice que este es el verdadero estado de la mente.

Fase 3: Después de unos 70 o 90 minutos desde que empezaste a dormir, entrarás en la fase 3 o fase REM,(Rapid Eye Movement) donde tendrán lugar la mayoría de los sueños. Tras unos 5-10 minutos de REM, volveremos a la fase 2 para tener un poco más de sueño Delta, completando así el primer ciclo de la noche.

En una noche típica de 8 horas, tendremos unos cuatro o cinco ciclos completos. Cuanto más avance la noche, mayor tiempo pasaremos en la fase REM del sueño, pudiendo llegar a estar una hora en ella.

Ahora sí, ¡vamos con la clasificación!

 

SUEÑOS NORMALES

 ¿Qué son?

Este tipo de sueños se circunscriben a tu campo mental y emocional. Para que nos entendamos, la materia sobre la que versarán estos sueños está enteramente almacenada en tu memoria, ya sea consciente o subconsciente.

Tanto en este como en todos los demás tipos de sueños, el subconsciente se funde con el consciente, dando lugar a todo tipo de situaciones extravagantes y típicamente oníricas.

Este tipo de sueños componen la vasta mayoría de los sueños que tenemos.

Quizá te preguntes si ese sueño que tanto miedo te da o que es muy raro, pertenecen a esta categoría. En principio, sí; es decir, lo raro o atemorizante que pueda llegar a ser un sueño no significa que sea un sueño especial de por sí.

¿Cómo distinguirlos?

Compara el sueño que estás intentado clasificar con otros sueños que hayas tenido, si se parece a la mayoría, muy probablemente sea un sueño de tipo normal.

Otra buena opción para ver el tipo de sueño es  la viveza del mismo o lo que yo llamo “textura”. Los sueños normales suelen tener menor viveza que el mundo real.

¿Qué función tienen?

Este tipo de sueños son casi un subproducto de una mente sana a pleno rendimiento. Esto es, la mente funciona “descargando” el estrés de la vida cotidiana. Y lo hace mediante la repetición de situaciones asociadas con pensamientos, emociones o acciones que nos atañen de alguna manera.

Ejemplo: Nos peleamos con nuestra pareja y esto nos produce mucho estrés.

Nuestra mente, por defecto, intentará resolver esa situación de estrés repitiendo una y otra vez la situación que lo causó soñando con esa pelea.

Esto es la causa de que muchas veces nos levantemos de mal humor si es que hemos soñado sobre situaciones que nos producen malestar o nos preocupan. En el budismo tibetano a esto lo llaman “semillas de karma”, pues el sueño reproduce una sensación y planta la semilla de, en este caso, la preocupación. Si seguimos regando esa semilla, nuestra preocupación crecerá y se hará más grande y fuerte.

¿Qué significan?

Desde mi experiencia, este tipo de sueños refleja nuestras preocupaciones a nivel emocional y sentimental.

Con el paso de los años, me he dado cuenta de que cuanto más trascendental es el tipo de sueño, más directo y claro es el mensaje que nos proporcionan.

 

                            INCONSCIENTE COLECTIVO

 Aquí es donde empieza la verdadera “psicotralla”. Para explicar este tipo de sueños, primero tenemos que retrotraernos a la obra de la que os hablé al principio: “El inconsciente colectivo”.

Una buena analogía del inconsciente colectivo sería la red o internet. Es una especie de campo mental compartido entre todos los humanos, profundamente enraizado en nuestra psique. Aun cuando todos tenemos acceso a él, no forma parte intrínseca de nuestra experiencia directa, sin embargo, nos condiciona a la hora de pensar, sentir y actuar.

Este inconsciente colectivo está formado por un ideario simbólico a los que Jung llama “arquetipos”. La mayoría de las obras griegas, y sobretodo, las teatrales, están ejemplificando uno o diversos arquetipos. Un buen ejemplo sería el complejo de Edipo, excelentemente retratado en Antígona, de Sófocles.

El complejo de Edipo describe los deseos sexuales que los varones tienen con respecto a sus madres. Si siguiésemos con la analogía de internet, sería como sigue:

Pongamos que tú tienes 16 años y no tienes ni idea de lo que es el complejo de Edipo. Independientemente de eso, el contenido está registrado en internet en cientos de páginas, artículos, libros o vídeos. Lo estaba antes de que nacieras y seguirá estando mucho después de que mueras, a disposición de todos los seres humanos.

Igualmente, aunque tú no conozcas este complejo o cómo funciona, tu inconsciente ya lo tiene integrado.

(Me gustaría aclarar que este es un ejemplo bastante simple, pero explicaciones más exhaustivas excederían los propósitos de este artículo. Por ahora, baste para entrar en contexto.)

¿Qué son? 

Estos sueños se caracterizan porque ya no ocurren dentro de nuestro campo mental, sino del imaginario colectivo. ¿Significa esto que podemos meternos en el sueño de otra persona? Sí y no. Es decir, este sueño hunde sus raíces o se nutre de ideas, símbolos y arquetipos sustentadas y alimentadas por toda la humanidad. La moral tiene mucho que ver con esto, en mi caso, la moral judeocristiana, el pudor al cuerpo, etc.

Aunque en este tipo de sueños podemos soñar “con amigos”, es algo que nunca he hecho, aunque tenga constancia de que es posible. Además, nos vamos un poco del tema.

¿Cómo distinguirlos?

La diferencia radical para distinguirlos con respecto de los sueños normales, es el lenguaje que se usa en este tipo de sueños.

Otra característica importante es que pueden repetirse muy a menudo en el tiempo. Y lo seguirán haciendo hasta que desentrañemos su significado o resolvamos el problema que lo está desencadenando.

Ejemplo de sueño: Una paciente soñaba noche tras noche que descendía por un valle, llegaba a las orillas de un lago en calma y entonces, sentía un miedo extremo y se despertaba. Con asiduidad, los manantiales de agua clara, lagos, etc. simbolizan nuestra esencia, alma o ser interior

En la biografía de Jung nos cuenta cómo empezó a tener sueños con extraña simbología nunca antes vista en vida. Eventualmente, mediante la investigación, encontraría dichos símbolos en libros que nunca había leído. Esto le llevó a teorizar sobre el inconsciente colectiv

Mientras que en los primeros sueños, tu psique se “comunicará” contigo a través de símbolos corrientes como volar, (significado de libertad) o conducir, (que alude a llevar las riendas de tu vida), en los sueños del inconsciente colectivo es muy posible que aparezcan escrituras con símbolos antiguos, criaturas mitológicas, escenas bíblicas, (si eres cristiano) etc.

 

¿Qué función tienen?

Creo que la función de estos sueños es la de proveernos de información sustancial sobre nuestra identidad. Es una puerta hacia nuestro mundo interno, para conocernos y comprendernos, pero primordialmente, para aceptarnos y amarnos.

Muchos de estos sueños están vinculados con experiencias traumáticas acaecidas en la niñez, a nosotros o a un familiar. Hablo de situaciones donde nuestra integridad física o psicológica se ha visto dañada oen serio peligro.

Para todos aquellos familiarizados con la reencarnación, la terapia regresiva, etc. apuntaré también, que la naturaleza de estos sueños puede obedecer con frecuencia a situaciones de otras vidas.

¿Qué significan?

Cualquier sueño que encaje en esta categoría es extremadamente importante y debería prestársele la mayor atención posible.

No tengas prisa ni te preocupes demasiado si no le encuentras significado; muchas veces tenemos sueños que nos dan una información antes de tiempo. Estate alerta y sé paciente

 

 SUEÑOS TRASCENDENTALE

¿Qué son?

Los sueños trascendentales son experiencias espirituales o místicas que recordarás de por vida. Este tipo de sueños son los más raros, y por ende, los que menos ocurren.

La mayoría de la gente dice no haber tenido ninguno de estos, aunque la verdad puede ser que no los recuerden. Para recordar este tipo de sueños hay que tener un estado de consciencia significativamente alto.

¿Cómo distinguirlos?

En realidad, este tipo de sueños no necesitan guías o pistas para identificarlos. El que lo ha tenido lo sabe automáticamente.

Son experiencias que pueden trastocar la manera en que interpretamos nuestra realidad. En esto se asemejan mucho a las consecuencias y síntomas de algunas plantas sagradas como la ayuahuasca, el iboga o el peyote.

Esto puede producir un terror intenso en muchas personas por no estar acostumbrados, de hecho, muchos de estos sueños se producen en días o periodos posteriores al consumo de dichas plantas. Pero no te preocupes, el mundo de los sueños es relativamente inofensivo.

¿Qué función tienen?

Desde siempre, el ser humano ha tenido la necesidad intrínseca de dotar de valor a su existencia. No es ningún secreto la proliferación de infinidad de religiones a lo largo de la historia.

En un principio, las religiones tenían un componente mágico y ritual muy necesario para dotar de importancia y significado momentos muy concretos de la vida de los seres humanos; como son el nacimiento, la adultez o maduración sexual y la muerte (más recientemente, el matrimonio).

Todas las culturas sin excepción tienen rituales sagrados específicos para estos momentos de transición. Sobretodo para el paso a la adultez y la muerte.

Es un hecho que la sociedad actual ha relegado, perseguido y descontextualizado la mayoría, sino todos los rituales iniciáticos o de índole religioso-espiritual. Por otra parte, la mayoría de las ceremonias religiosas están desacralizadas y capitalizadas en extremo. Son, de hecho, un negocio más.

Es en este cuadro donde los sueños trascendentales son tan necesarios. Los ciudadanos de hoy en día están alienados y completamente desconectados de la naturaleza, y ulteriormente, de su mundo interno. No es un secreto que estamos viviendo una crisis, producto de un sistema capitalista que considera a las personas como un activo o capital más.

La función de estos sueños suele ser de una índole profundamente sanadora, así como espiritual, y suelen ser frecuentes en periodos difíciles de la vida. Entenderlos produce felicidad, satisfacción, seguridad y sensación de conexión o de no estar solos.

¿Qué significan?

El significado de este tipo de sueños es tremendamente personal. Recomiendo encarecidamente que elijan con cuidado con quién compartirlos pues no todo el mundo puede llegar a entender la importancia que tienen.

Es en estos sueños cuando pueden aparecer personajes de carácter religioso o espiritual como ángeles o guías, espíritus animales, antepasados ya fallecidos, maestros o incluso tu yo futuro o el niño interior. En mi experiencia personal, cuanto más trascendental es un sueño, más claro hablan y mejor escucharás o verás el mensaje. Entenderlo es otro tema y puede costarte algo más.

Notas:

(No tomen esta clasificación al pie de la letra. Las divisiones no son compartimentos estancos y un mismo sueño de tipo normal puede transmutar a uno trascendental en cuestión de segundos. Es necesario darse cuenta de que la naturaleza de los sueños viene predeterminada por nuestro estado de consciencia. Cuanto más expandida o alta sea nuestra consciencia, mayor acceso tendremos a mundos inexplorados).

 

Acerca de

Antonio V. Naranjo

Sevilla, 1991. Graduado en Psicología Clínica por la Universidad de Sevilla y Focusing por el Instituto Nacional de Nueva York. Actualmente, se dedica a la escritura, investigación y práctica de los estados expandidos de consciencia desde un punto de vista transpersonal.

Dejar un Comentario