Inteligencia

Cómo ser más carismático

Escrito por Franco Rodriguez

El carisma es algo que nos muestra ante los demás como personas agradables; así que mientras más carisma tengas mejor te mirarán los demás y muchos serán los que querrán platicar contigo.

Sin importar tu personalidad puedes aprender a ser más carismático y aquí te daremos algunos consejos que te enseñarán cómo ser más carismático.

Cómo ser más carismático

Para saber cómo ser más carismático debemos comprender primeramente cómo funciona el carisma. El carisma es un proceso que involucra mirar las cosas que hacemos bajo un microscopio. Puede que no siempre te guste lo que ves, pero no te preocupes por eso. Si mantienes tus expectativas bajo control, podrás identificar los comportamientos que necesitas ajustar.

Recuerda, no estás cambiando lo que eres como persona, solo estás cambiando la forma en que las personas te perciben. A continuación te indicamos algunos consejos o parámetros que te enseñarán cómo ser más carismático.

Domina el arte de la presencia

Este puede que sea el punto más importante para aprender cómo ser más carismático. La presencia es el aspecto más significativo del carisma siguiéndolo de muy cerca la confianza. Sin embargo, cuando hablamos de presencia no nos referimos al atuendo que llevas puesto sino a lo comprometido que estas con los demás.

Por otro lado, cuando hablamos de confianza, tampoco nos referimos a sentirnos 100% seguros con nosotros mismos solamente sino en darle seguridad a quienes conversan con nosotros.

Cuando piensas en el carisma, puedes creer erradamente que se trata de hacerte ver o notar como alguien impresionante. Sin embargo, paradójicamente, el carisma no tiene nada que ver con lo grande o genial que seas, no consiste en pregonar tus cualidades sino de hacer que las otras personas se sientan bien consigo mismas. Busca siempre que la otra persona se sienta importante de esa manera interactuarán mucho más contigo, se abrirán más y se sentirán mejor de lo que se sentían antes de que te cruzarás en su camino.

Cuando piensas en cómo ser más carismático debes recordar que no se trata jamás de ti sino de los demás.
Desde luego, recuerda que hay un equilibrio para todo. No puedes simplemente sentarte y escuchar a la gente todo el día.

Tratemos en su defecto de crear un equilibrio perfecto para oír y hablar.

Desarrollar un sentido de confianza

Para saber cómo ser más carismático debes tener confianza. Esta te dará un gran punto de apoyo cuando te vuelvas más carismático, pero no es fácil de construir.

No quieres ser arrogante, pero tampoco quieres ser el chico tímido. Todo se reduce a cómo te sientes contigo mismo. Hacer ejercicio regularmente, vestirte con ropa cómoda y bonita y hablar sobre temas que dominas te pueden ayudar para mantener la confianza.

Sin embargo, no solo hables de lo que sabes, intenta ser abierto con los demás, muéstrate curioso por conocer más sobre la otra persona. Así, los demás se mostrarán también confiados para hablarte de cualquiera de sus cosas.

Esto también evita notablemente la intimidación y te arriesgas menos a parecer aburrido o a tocar un tema del cual la otra persona no tiene ni idea convirtiendo la conversación en un enorme vacío.

Conquista los fundamentos de la conversación

Las personas carismáticas saben hablar con otras personas. Si no sabes cómo iniciar una conversación, sé creativo. Primero, piensa que es aquello de lo que NO quisieras hablar. Esto evitará que te pongas en una situación incómoda o que hagas sentir incomodo a la otra persona.

También es mucho más fácil entablar una conversación siendo agradable y amable, sin duda eso refuerza el carisma. Finalmente, están las conversaciones inteligentes y profundas, puedes comenzar hablando de alguna metáfora, de historia o filosofía.

Los buenos conversadores también saben cómo lograr que las personas estén en el mismo nivel.

Comparten experiencias y cuentan historias. Usa el humor como herramienta y recuerda siempre que: “no es lo que dices, sino cómo lo dices”. Si no estás seguro de una broma, no la hagas. Nada es más incómodo que un mal chiste.

Al mismo tiempo, un comediante que confía en sus chistes es altamente carismático. El humor, cuando se usa de la manera correcta, te puede llevar a ser el alma de la fiesta.

Por último, pero no menos importante, intenta hacer preguntas. Las personas que hacen preguntas en una conversación generalmente están controlando la situación.

Practique el contacto visual

A veces, un buen contacto visual puede comunicar más que cualquier cantidad de palabras. De hecho el contacto visual adecuado puede expresar que estás escuchando, que te importa y que aceptas a la otra persona como individuo.

Mirar hacia abajo o cambiar constantemente tu mirada muestra que no estás interesado y que tu enfoque está en otro lugar.

Practicar el contacto visual puede ser complicado. No puede ser muy poco porque muestra desinterés pero tampoco puedes exagerar porque podrías intimidar. Tendrá que practicarlos muchas veces para encontrar el punto exacto.

Con el tiempo sabrás cómo hacer contacto visual y por cuanto tiempo. Si no estás seguro de por dónde empezar trata de comenzar concentrándote en el color de los ojos de la otra persona. Y por lo que más quieras evita verte como un bicho raro.

Sé expresivo con tu cuerpo

Las personas carismáticas se expresan cómo de maneras diferentes y tal como se sienten. Usar tu cuerpo para enfatizar y mejorar cómo te sientes o de lo que estás hablando puede hacer mucho. No te quedes estático como si fuera una especie muro parlante ya que eso no es nada interesante.

Por otra parte, recuerda sonreír. Las personas sonrientes son más accesibles y agradables que quienes se muestran serios, amargados o desinteresados.

Pero no te pases del límite con tus movimientos. Por ejemplo, asentir con la cabeza le muestra a la otra persona que la estamos escuchando pero asentir demasiado podría resultar en un insulto pues podrían notar que realmente no tienes idea de lo que te están diciendo.

Si tienes dudas practica frente al espejo

Reflejar cualidades es la manera más sencilla de ser carismático en un determinado momento. Para esto solo debes hacer coincidir tus gestos físicos y tu nivel de energía con los de la otra persona, y te darás cuenta cómo te responderán positivamente.

No es necesario que estés de acuerdo con todo lo que dicen o hacen, tan solo actuarás con ellos hasta cierto punto. Sin duda, es una forma sencilla de aumentar tu simpatía.

También puedes reflejar las cualidades que encuentras agradables en otros. La observación es un factor importante cuando se trata de carisma. No se trata de copiarlos por completo, aprende a ser más observador, a conocer sus secretos, luego ponlos en práctica hasta que se ajusten a tu personalidad, de ser necesario practique mirándote al espejo.

Intenta imitar a las personas que conoces que son más carismáticas y aprenderás una o dos cosas sobre cómo puedes ser más agradable. Confía en ti mismo, amolda tu patrón de comportamiento y solo así verás como en muy poco tiempo tendrás una percepción más agradable de ti y los demás a tu alrededor lo notarán.

Acerca de

Franco Rodriguez

Casi Graduado de Psicología. Seguidor de los últimos tratamientos e investigación para trastornos y desordenes.

Dejar un Comentario