Inteligencia

Introvertidos vs Extrovertidos: Características y Ventajas

Escrito por Dia García

Las personas tienen en mente conceptos muy generales de lo que significa ser introvertido y extrovertido. Pero la verdad es que la introversión y la extroversión son un espectro en lugar de un tipo único con muchos matices.

Intentaremos en el siguiente post, Introvertidos vs Extrovertidos y sus ventajas, definir cada tipo de personalidad y encontrar sus puntos fuertes.

Introvertidos 

Las personas con tendencias introvertidas tienden a recargarse cuando pasan tiempo solos.

Y pierden energía al estar cerca de las personas durante largos períodos de tiempo, especialmente grandes multitudes.

Extrovertidos

Las personas con tendencias extrovertidas obtienen energía de otras personas. Al contrario de los introvertidos, su energía se reduce cuando pasan demasiado tiempo solos. Son personas que necesidades sociales.

Existen diferencias claras entre los cerebros de las personas introvertidas y los de las personas extrovertidas de acuerdo con investigaciones científicas. Para los extrovertidos, sus cerebros responden con más fuerza cuando una apuesta vale la pena.

Mientras tanto, los introvertidos se sienten abrumados ante estos escenarios. Es en parte un rasgo genético, pero también es en parte la diferencia de sus sistemas de dopamina.

Ventajas de ser introvertido

Aunque los introvertidos tienen ciertas dificultades para socializar, existen muchas ventajas en esto.

Comportamiento tranquilo

Los introvertidos son personas tranquilas y automáticamente tienen un efecto calmante sobre las personas que les rodean. Cuando una organización se enfrenta a una crisis, la calma de los introvertidos es vital.

Ellos pueden aliviar las tensiones y en su lugar enfocarse en la resolución de problemas. Los introvertidos también tienden a mantener a las personas en tierra, lo que ayuda cuando las cosas se ponen caóticas.

Organizadores perfectos

Los introvertidos son mejores organizadores que los extrovertidos, porque al poder mantener la calma y mantenerse enfocados a pesar de las adversidades, pueden tener todo bajo control.

Los introvertidos también son excelentes detallistas, no se les escapa nada, porque desde su silencio son los perfectos observadores. Todo esto junto, hace que sean un éxito cuando de organizar se trata.

Pensadores completos

Este tipo de persona se toma su tiempo para reflexionar sobre un asunto. Piensan en los diferentes escenarios de una situación, por lo que las sorpresas repentinas, los desastres y los trastornos son mucho menos propensos a ser enfrentados por los introvertidos.

Por eso también son capaces de proporcionarles a sus jefes varias formas de manejar una situación cuando surge una crisis. Pensar detenidamente significa que todo se trata de manera seria.

Independientes

La mayoría de las personas dependen en gran medida de los demás cuando se trata de tomar decisiones, pero no es el caso de los introvertidos. Ellos pueden reflexionar mejor las cosas cuando se encuentran solos, y de esa manera pueden encontrar la solución que más les complace.

Los introvertidos no suelen pedir ayuda, y es una actitud que puede ser poco saludable si se lleva a los extremos.

Sin embargo, es definitivamente una ventaja para muchos, ya que afina su independencia y su capacidad para ser buenos solucionadores de problemas.

Tienen un punto de vista equilibrado

Los introvertidos dicen poco y escuchan más. Además, como ya dijimos, son grandes observadores, están presentes y están absorbiendo cada bit de información aunque nadie los note.

Su rasgo les da la ventaja de que es probable que vean y analicen ambos lados de una discusión y, si se les pide, que encuentren soluciones sensatas que satisfagan a ambas partes.

También son sensibles hacia aquellos que tienen menos confianza. Los introvertidos tienen la capacidad de atender las opiniones de cada uno y funcionar como pacifistas.

Ventajas de ser extrovertido

A los extrovertidos les gusta ser el centro de atención y esto también trae muchas ventajas.

Empatía

Los extrovertidos tienden a ser sensibles a los demás y pueden adaptarse muy bien a sus grupos de interés, superiores, colegas y su entorno de trabajo.

Son muy receptivos y en algunos casos encantadores por su forma rápida y práctica de resolver las cosas.

También tienden a ser muy apreciados por los clientes. Este atributo incluso les ayuda a aliviar las situaciones que son tensas, especialmente en reuniones y discusiones. Pueden enfriar la atmósfera cuando las cosas se calientan.

Adoran los grandes grupos

Estas personas se esfuerzan por estar entre la multitud. No se sienten para nada incómodas en grupos grandes, sino que por el contrario, necesitan tener muchas personas alrededor de ellos la mayor parte del tiempo.

Además, son felices cuando se les presta atención. Por tanto, cuando se trata de reuniones y discusiones sobre proyectos, tienden a expresar libremente sus opiniones y pensamientos sin renuencia.

Los extrovertidos aman las comunidades y los eventos.

Consideran a todos como amigos

Para los extrovertidos, todas las personas son sus amigos y pueden construir relaciones y estrechar lazos fácilmente con cualquiera. Les encanta chatear con todos y siempre preguntan sobre el bienestar de todos.

Así como les gusta recibir atención, también les gusta darla y eso definitivamente es algo que encanta a muchas personas. Saludan a todo mundo y socialmente no manifiestan ninguna inseguridad.

Aman la variedad y se adaptan muy bien

Los extrovertidos están hechos para el cambio, incluso la rutina les aburre. Aman la variedad y eso los lleva a incursionar a muchas cosas a la vez.

Pueden lidiar con procesos cambiantes de personas, trabajos, hobbies, etc. y adaptarse rápida y fácilmente en cualquier contexto.

Por eso mismo, son capaces de manejar todos los tipos de ocurrencia repentina en la organización y resolver los asuntos sin ninguna inhibición. Y cabe destacar que la sorpresa no los asusta, les encanta.

Fantásticos networkers

Como les encanta comunicarse e interactuar, evidentemente también les encanta crear redes profesionales y de trabajo. No esperan ser presentados, les encanta darse a conocer en los eventos.

Además son buenos para hacer que otros salgan de sus conchas y propician buenas conversaciones. Son muy buenos negociadores y aún más efectivos cuando se trata de atraer clientes.

En el trabajo, en la vida familiar y en el grupo de amigos, siempre es bueno tener un equilibrio entre personas introvertidas y extrovertida. De esa manera, los vínculos afectivos y los negocios son más sanos y exitosos.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Dejar un Comentario