Inteligencia

La importancia de la personalidad

Escrito por Dia García

Muchas personas hoy día están sumergidas en la banalidad de las redes sociales, piensan a diario como verse más atractivos en una foto y se olvidan de trabajar en la esencia que yace en su interior, es decir, en la personalidad.

La personalidad nos identifica y nos hace ser como somos. Trabajar en nuestra personalidad nos ayuda a mejorar como personas constantemente haciéndonos cada vez más agradables ante las personas y permitiéndonos vivir una vida más feliz. Así que hablemos en detalle de la importancia de la personalidad.

Tu personalidad facilita todos los momentos importantes de tu vida y es por lo que realmente te recuerdan trabajar en ella te permitirá avanzar muy positivamente en tu vida obteniendo grandes logros a donde quiera que vallas. Pero si crees que necesita razones más concretas para trabajar en ella pues acá te las damos.

Razones de su importancia

¿Te has preguntado por qué es tan importante tener una buena personalidad? De ser así aquí te decimos las razones más relevantes.

Porque la personalidad es lo que te hace interesante

Tu apariencia no puede hacerte interesante por más que te esfuerces, al menos no por mucho tiempo o no en el buen sentido. Ser interesante es cómo captar la atención de las personas, haciendo que la personalidad sea importante prácticamente cuando estás en un entorno social.

Piensa en la persona más interesante que conoces y en la persona más bonita o más guapa que conoces. ¿Con quién preferirías estar atrapado en una habitación?

Ser interesante tampoco es algo que puedas fingir; solo pregúntale a todas las personas que intentan serlo y no lo logran. Ser interesante depende casi por completo de tu personalidad, así que si tu personalidad es genial, entonces estás listo.

Existen muchísimas personas extremadamente bonitas que podemos verlas salir en fotografías en las redes sociales y sin embargo si las conoces en persona no tienen carisma, no son interesantes, en definitiva sientes que no tienen nada que ofrecerte y es porque carecen de personalidad.

La personalidad no es una prenda de ropa que puedes usar, ni se muestra a simple vista. Es un asunto interno que está estrechamente relacionado con tus actitudes, con tu comportamiento, con tu manera de ser.

En definitiva es tu esencia, por lo que si tu esencia es original, genuina, única, seguramente serás un hombre o una mujer muy interesante.

Porque la personalidad puede cambiar

Incluso si no tienes una gran personalidad en este momento, puedes adquirir una mejor teniendo en cuenta lo que puedes hacer para ser más agradable mientras, por supuesto, siempre te mantienes fiel a ti mismo.

Eso hace que la personalidad sea importante en formas que la apariencia nunca podrá ser. Los amigos, la familia y las parejas quieren verte crecer como persona a medida que envejeces mucho más de lo que esperan verte envejecer.

Si tienes mucha ira enterrada dentro de ti, por ejemplo, las personas cercanas a ti estarán muy contentas de verte cambiar a una persona más tranquila. Nadie se sentirá orgulloso de ti por tener arrugas y canas.

Dicho en otras palabras, la personalidad es moldeable en el tiempo, puedes modificarla tanto como quieras y estés dispuesto a hacerlo. Esto significa que si hoy te miras en un espejo y detallas ciertos defectos que están implícitos en tu carácter y forma de hacer las cosas, cámbialos.

Tus seres amados seguramente notarán mucho más los cambios en tus actitudes y por ende en tu personalidad mucho antes de darse cuenta en que tanto has envejecido físicamente.

Porque la personalidad es cómo nos distinguimos

Probablemente hay cientos de personas en todo el mundo que se ven casi idénticas a ti. Lo que hace que la personalidad sea importante es que es lo que nos hace únicos.

Sé el único que quieres ser enfocándote en tus cualidades internas. Hay muchas personas que no han hecho nada para desarrollar sus personalidades, por lo que son similares a cientos de personas en apariencia  y  personalidad. Un tipo surfista con abdominales excelentes no puede compararse con alguien con historias reales que contar, por ejemplo.

A menudo, el mundo nos bombardea con modas, y manera de comportarse similares, nos venden un estilo de vida prototipo al que todos suelen engancharse. Por ejemplo, esto lo vemos en los cortes de cabello, es estilo de ropa, incluso nos venden un mismo estilo de gustos.

Sin embargo, lo que nos hacen especiales es el que seamos diferentes a los demás. Algo en nuestra personalidad debe ser nuestra marca registrada, y es esa marca la que te hará destacar. No importa que tan bien te veas por fuera, si tu interior no tiene nada que ofrecerle al mundo serás solo parte de la masa, sin esencia y sin nada.

Porque la personalidad puede llevarte más lejos románticamente

Cuando intentas cortejar a alguien, una gran personalidad es un ingrediente clave para llamar su atención. La buena apariencia puede ayudarte a entablar una conversación con un chico o una chica que te gusta, pero si tienes una personalidad aburrida, la conversación no te llevará a ningún lado.

La personalidad es importante para continuar esa relación más allá de ese primer encuentro. Tan solo debes recordar esa frase que muchas personas dicen “el físico atrae pero la personalidad enamora”.

Porque la personalidad puede llevarte más lejos profesionalmente

Una gran personalidad puede ayudarte a progresar en tu carrera, así como en tu vida social y amorosa. Los empleadores querrán contratarte si tienes una buena relación con ellos.

Una vez que tienes el trabajo, la personalidad es importante para obtener la buena vista de tu jefe. Y una vez más, si tienes una buena personalidad,  querrán  pasar más tiempo contigo, lo que te llevará a través de más puertas como por ejemplo, bonificaciones y nuevos y más altos puestos de trabajo.

Sin una personalidad podrías ni siquiera conseguir una sola entrevista de trabajo.

Porque la personalidad no se desvanece

La buena apariencia no dura por siempre. Con el tiempo te vuelves viejo, nada puede detener eso. Lo que hace que la personalidad sea importante es el hecho de que se quedará contigo, incluso cuando seas un anciano o una anciana, y hasta después de que mueras.

Nadie recuerda a alguien que falleció pensando en lo guapos que era. Recuerdan los buenos momentos que tuvieron con ellos, gracias a sus personalidades compatibles

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Dejar un Comentario