Inteligencia

Cómo saber si eres demasiado sensible

Escrito por Dia García

Una persona hipersensible experimenta el mundo diferente a los demás, no es consciente de las sutilezas y procesa la información profundamente. Esto significa que tienden a ser creativos, perspicaces y empáticos, pero también significa que son más propensos que otros a estresarse y abrumarse.

La hipersensibilidad no es un trastorno, al contrario, es completamente normal, aunque solo del 15 al 20 % de la población es demasiado sensible según Highly Sensitive Refuge. Si no sabes cómo identificarte, te mostramos algunas señales para saber si eres demasiado sensible.

21 Señales de que eres una persona altamente sensible

  1. Experimentas un muy bajo nivel de tolerancia ante la violencia y la crueldad. No puedes ver ciertas películas y cuando escuchas historias sangrientas o de dolor puedes sentirte físicamente enfermo.
  2. Tiendes a sufrir agotamiento emocional por los problemas de otros, debido a un exceso de empatía.
  3. Te estresas con facilidad, sientes mucha presión por los tiempos de entrega o las cosas que tienes por hacer.
  4. No importa si eres introvertido o extrovertido, necesitas tiempo a solas, esto te ayuda a reducir el nivel de estimulación, calmar tus sentidos y recargarte.
  5. Eres muy nervioso, tienes un alto reflejo de sobresalto, por lo que si alguien se acerca sin avisar te asustas.
  6. Piensas profundamente y reflexionas mucho sobre tus experiencias. Aunque desafortunadamente eres más propenso a los pensamientos negativos.
  7. Eres poseedor de una curiosidad inquieta, estás interesado en saber el origen de las cosas, todos los porqué y cómo podría cambiar todo.
  8. Los ruidos fuertes te asustan, inquietan o molestan.
  9. Te importa mucho lo que te pones. Las personas con una alta sensibilidad cuidan mucho la ropa que compran, buscan sobre todo que sea cómoda.
  10. Tienes una baja tolerancia al dolor físico.
  11. Posees un rico mundo interior por tu naturaleza reflexiva. Seguramente de pequeño tenías muchos amigos imaginarios y aún de adulto sueñas mucho despierto.
  12. Te molesta el cambio y los nuevos estímulos, no importa si son positivos, necesitas tiempo para adaptarte.
  13. A veces, tu entorno es tu enemigo. Demasiados estímulos nuevos como los que implica una mudanza, un viaje (incluso si es de placer) pueden ser difíciles para ti.
  14. Muchas personas te perciben como alguien “tímido” o “ansioso”, aun cuando te consideras extrovertido.
  15. Siempre tienes hambre. La razón es que las personas altamente sensibles experimentan cambios en los niveles de azúcar en la sangre, lo que les genera hambre y enojo.
  16. La cafeína o el alcohol te estimulan mucho más rápido que a cualquier otra persona.
  17. Sientes ansiedad ante el conflicto. Prefieres complacer a los demás para bajar la tensión que existe a tu alrededor y evitar peleas.
  18. Las críticas son como una daga en tu corazón, no puedes evitar que te lastimen.
  19. Te esfuerzas por no cometer errores, siempre das tu mejor esfuerzo.
  20. Eres sensible a la belleza, los aromas, las melodías y los paisajes, te detienes para poder apreciarlos bien.
  21. Eres una persona muy comprensiva y compasiva.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Dejar un Comentario