Adicción

Hipnosis para el tratamiento de adicciones ¿Cómo funciona?

Escrito por Dia García

La hipnosis es un estado alterado de conciencia, conocido como estado de trance, que es inducido deliberadamente por una persona. Por lo general esto se hace con el completo consentimiento del paciente.

En diversas películas hemos visto cómo funciona este mecanismo aunque siempre es presentado de una forma más exagerada. Pero, ¿Qué pasaría si pudiéramos usar la hipnosis para tratar ciertas adicciones? Ciertamente esto es posible y el siguiente post hablaremos de la hipnosis para el tratamiento de adicciones.

Hipnosis para el tratamiento de adicciones

La mayoría de las personas tienen una idea de la hipnosis como un truco de magia, donde se hipnotiza a alguien utilizando un foco como un péndulo giratorio para enfocar la atención y calmar al paciente en un estado de trance, luego de lo cual se vuelven increíblemente susceptibles a las sugerencias.

Si bien la realidad es mucho menos extrema y con frecuencia involucra una larga serie de técnicas de relajación, la hipnosis permite que un hipnoterapeuta lleve al paciente a un estado en el que se sienta despierto pero completamente relajado.

Este es un estado de disociación, donde la mente inconsciente se presenta y la persona a menudo no es completamente consciente de lo que está haciendo o de lo que es real. Este proceso es similar al experimentado por la meditación, algunos alucinógenos y otros medicamentos, que se utilizan para aumentar la sugestión en los pacientes.

Entendiendo esto, podemos decir entonces que la hipnoterapiacombina la hipnosis con la psicología tradicionaly la terapia conductual, generalmente con la intención de usar la hipnosis como una solución a corto plazo y la terapia conductual como una solución a largo plazo.

Aquí, un psicólogo o terapeuta registrado realiza la hipnosis y apoya esa hipnosis con tratamiento. El terapeuta puede usar el estado hipnotizado para tratar de acceder a recuerdos y traumas que podrían estar detrás de la adicción o para implantar sugerencias para cambiar su perspectiva sobre las drogas o sus propios comportamientos.

Cómo funciona

Mientras se encuentra en un trance hipnótico, la persona que está siendo hipnotizada o sujeto hipnótico está más abierta a la sugerencia del hipnotizador que en su estado de alerta habitual.

Por lo general, se vuelven más pasivos y compatibles con los juegos de rol dirigidos por el hipnotizador. Bajo la hipnosis, las personas pueden volverse más imaginativas, más abiertas a la fantasía y, a veces, más capaces de acceder a recuerdos olvidados.

Este estado relajado y sugestionable puede ayudar a las personas a obtener una perspectiva diferente sobre sus comportamientos adictivos. Lo que normalmente parece imposible, dejar una sustancia o comportamiento que es fundamental para la propia existencia, puede parecer alcanzable y deseable.

Las personas sometidas a hipnoterapia a menudo se ponen en contacto con sus sentimientos de dominio y poder personal, y se sienten capaces de liberarse de los patrones de comportamiento a largo plazo que antes eran inflexibles y rígidos.

Hay muchos mitos sobre la hipnosis y la hipnoterapia, y muchos de ellos plantean la cuestión de si la hipnosis es segura o no. Si bien es seguro realizar una hipnoterapia con un hipnoterapeuta capacitado, preocuparse por tu seguridad o ir predispuesto a que algo salga mal no es una buena mentalidad para la relajación que es fundamental para el enfoque.

Por lo tanto, si te siente ansioso, preocupado o desconfiado acerca de la hipnosis, la hipnoterapia o su hipnoterapeuta, es probable que no sea un enfoque del que te beneficies mucho.

En algunos casos, las personas son capaces de realizar proezas mentales y físicas inusuales cuando están bajo la influencia de la hipnosis. Tus sentimientos y comportamientos también pueden ser influenciados después de que hayan salido de un trance hipnótico.

Esta es la razón principal por la que la hipnosis o la hipnoterapia pueden atraer a las personas con adicciones, ya que la hipnosis puede ayudar profundamente a las personas a fortalecer su fuerza de voluntad y permitirles usar su mejor criterio para superar sus impulsos y ansias adictivas.

Sin embargo, aquellos que piensan que la hipnosis es de alguna manera mágica y borrarán su adicción en una sola sesión probablemente se sentirán decepcionados.

La hipnoterapia es una herramienta para desbloquear el potencial humano, no una fórmula mágica. La hipnosis puede ayudar a las personas a abordar sus adicciones y problemas asociados, pero estos problemas son complejos y desafiantes tanto para el cliente como para el terapeuta, y la hipnoterapia no funciona para todos.

Beneficios

Algunos estudios muestran que la hipnosis puede ayudar a un terapeuta o psicólogo a conectarse con el paciente, a implantar sugerencias que pueden ayudar a los pacientes a evitar el uso y abuso de drogas, y a aprender más sobre los problemas subyacentes, pero no es una cura.

En cambio, la hipnosis es una de las diversas herramientas que podrían ser útiles para tratar la adicción a las drogas. Es un complemento al tratamiento tradicional, no un reemplazo para él.

Por ejemplo, si a alguien se le da una sugerencia mientras se encuentra bajo hipnosis, todavía tiene que seguir adelante y hacerlo. La mayoría de los hipnoterapeutas sugieren que la hipnosis solo funcionará para aquellos que están abiertos al cambio y listos para implementarla, pero solo necesitan una sugerencia adicional para seguir moviéndose.

Debido a que el abuso de sustancias, incluido el abuso de drogas, es principalmente un problema de comportamiento en lugar de una simple adicción física, las soluciones de tratamiento complementario como la hipnoterapia pueden ser suplementos valiosos para la terapia de comportamiento tradicional.

En un estudio, diez adictos a la heroína fueron tratados con hipnosis, con el 90% de los pacientes que completaron el tratamiento y el 78% se mantuvieron limpios después de 2 años.

Si bien el tamaño extremadamente pequeño del estudio es notable, sugiere que la hipnosis puede ser una valiosa terapia complementaria a la terapia tradicional.

Por tanto, podemos decir que la hipnoterapia puede proporcionar a sus pacientes dos beneficios elementales que son:

  • Aliviar la severidad de los síntomas de abstinencia a través de sugerencias.
  • Crear sugerencias de repulsión o aversión a comportamientos indeseables como el uso de drogas.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Dejar un Comentario