Inteligencia Trastornos

Rutina diaria para calmar tu ansiedad

Escrito por Franco Rodriguez

Tienes ansiedad y probablemente has estado viviendo con ella toda tu vida. Es entendible, esta condición es sufrida por muchos de manera constante o periódica y a veces puede dañar la calidad de vida.

Aquí hay una rutina de 10 cosas que puedes hacer todos los días para ayudar a mantener la calma.

Puedes pensar que algunos de estos puntos son tontos. Pruébalos de todos modos. ¿Qué tienes que perder?

1.

Cuando te levantas por la mañana y tu mente comienza a hablar de una lista de “cosas por hacer”, respira profundamente. Enfoca tu conciencia en el momento. Usando tus cinco sentidos, identifica lo que sucede a tu alrededor. Esto puede ayudar a suavizar la obsesión y eliminar la sensación de temor que puedas sentir.

2.

Encuentra algo de humor rápido visitando una página divertida de memes en Facebook o revisando una tira cómica de un periódico. Incluso hay aplicaciones que puedes descargar para divertirte. La idea es reír y salir de tu cabeza.

3.

Practica la gratitud encontrando algo por lo que estar agradecido. Podría ser una amistad, su salud o simplemente tener una lata extra de sopa en el armario. Esto ayudará a enfocar tu mente en lo positivo en lugar de lo negativo.

4.

Haz una tarea a la vez. No te permitas jugar el juego de la multitarea. No solo empeorará tu ansiedad, la investigación dice que la mayoría de nosotros no somos buenos en eso.

5.

Apóyate en tu ansiedad haciendo algo productivo. Esto podría ser restregando el fregadero o limpiando el piso. Intentar fingir que no te sientes ansioso solo empeora las cosas. Haz algo constructivo con esa energía que te beneficie a largo plazo.

6.

Lleva manzanas contigo. La dura verdad sobre vivir con ansiedad es comer por nerviosismo. En muchos casos, esto significa alcanzar lo que tenemos delante (incluso cuando no es saludable). Si vas a comer algo, ¿por qué no comer algo saludable? Las manzanas son geniales porque le dan a la boca algo crujiente mientras le suministra fibra y vitamina C a tu cuerpo.

7.

Pon dinero en tu alcancía todos los días. Esto puede ayudarlo a sentir que está haciendo algo acerca del estrés financiero, una fuente común de ansiedad. Podría ser incluso monedas. La cantidad no importa.

Lo que importa es la tranquilidad que obtendrás al saber que estás guardando dinero.

8.

Mueve tu cuerpo. Esto podría ser algo simple, como caminar alrededor de la cuadra o hacer saltos rápidos. No tienes que comenzar una rutina de gimnasia (aunque eso es recomendable). Al volverte más activo físicamente, te da la energía para descargar tu ansiedad.

9.

Si bebes café, trata de tomar solo una taza. Mejor aún, agrega una mitad de leche. Claro, podrías pasar al descafeinado, pero eso podría sentirse como un castigo si estás acostumbrado a un café en la mañana. El punto es reducir la cantidad de estimulantes que pones en tu cuerpo.

10.

No te avergüences de tu ansiedad, en cambio, aprende a aceptarla. La vergüenza no hace nada útil y te hace sentir peor. Además, aumenta la ansiedad. Al aceptar que esto es algo con lo que vives, disminuyes el control que la ansiedad tiene sobre ti.

 

Acerca de

Franco Rodriguez

Casi Graduado de Psicología. Seguidor de los últimos tratamientos e investigación para trastornos y desordenes.

Dejar un Comentario