Trastornos

Trastornos mentales comunes en niños y jóvenes: Principales señales

Escrito por Dia García

1 de cada 10 niños y adolescentes se ven afectados por trastornos mentales. Pero un dato aún más alarmante es que el 70% de los niños y jóvenes que padecen un problema de salud mental no han tenido la ayuda adecuada a una edad lo suficientemente temprana.

Debemos entender que el bienestar emocional de los niños es tan importante como su salud física. Si queremos adultos sanos, la salud mental es clave, porque en una etapa temprana los seres humanos aprendemos cómo enfrentar las adversidades que arroja la vida.

Y si en esa etapa temprana tenemos problemas para mantener el equilibrio mental y emocional, las cartas están echadas para lo que será la vida adulta, y definitivamente será complicada.

Ante este tópico, queremos hablar de los trastornos mentales en niños y jóvenes, cuáles son las señales más claras y cuáles son las condiciones más comunes.

Señales de trastornos mentales en niños y jóvenes

De acuerdo con un grupo de expertos dirigido por el psiquiatra de la Clínica Mayo Peter Jensen, estas son algunas de las advertencias de trastornos, que los padres deben observar en sus hijos. Los expertos han formulado una lista de 11 signos simples de que un niño podría tener una enfermedad mental.

  • El niño se siente triste y retraído por un período de más de dos semanas.
  • Tiene pensamientos suicidas. El niño planea quitarse la vida y se hace daño.
  • Siente temores repentinos y abrumadores sin razón aparente. Su corazón late fuerte y su respiración se acelera.
  • El niño a menudo se ve involucrado en múltiples peleas e intenta hacer daño a otros.
  • Presenta un comportamiento grave y fuera de control, al punto que puede hacerse daño a sí mismo o a otro.
  • El niño o joven no come, vomita o usa laxante para bajar de peso.
  • No puede hacer sus actividades diarias por preocupaciones intensivas o miedos.
  • Tiene dificultad extrema para concentrarse o quedarse quieto, lo que pone en riesgo su estado físico y su desarrollo escolar.
  • El joven acude a las drogas y al alcohol.
  • Dificultad para relacionarse debido a repentinos cambios de humor.
  • Cambios drásticos en su personalidad y comportamiento.

El objetivo de crear esta lista de señales es facilitar que los padres, maestros, pediatras y otros, sepan cuándo deben tomar medidas para recibir atención para un niño o adolescente. La idea es diferenciar el mal comportamiento de las señales claras de trastorno mental.

Se debe tener en consideración que las señales de advertencia de la enfermedad psiquiátrica a menudo se diferencian del comportamiento que no es problemático por la duración del comportamiento, si afecta el funcionamiento del niño o si afecta a otras personas.

Trastornos comunes en niños y adolescentes

Hay innumerables trastornos que afectan a cada niño de manera diferente. Pero estos son algunos de los que ocurren con mayor frecuencia.

Depresión

Los casos de depresión en niños y adolescentes han aumentado significativamente en las últimas décadas. Cifras oficiales indican que aproximadamente un 15% de los niños y jóvenes experimentan este trastorno antes de llegar a la vida adulta.

Y en ese rango, los adolescentes tienen más probabilidades de experimentar depresión que los niños pequeños. Es un trastorno de ánimo con síntomas muy claros que puede poner en riesgo la vida del menor.

Trastornos de ansiedad

Existen muchos tipos de trastornos de ansiedad. Por ejemplo, está la ansiedad por separación que desarrolla un niño pequeño que tiene una fuerte dependencia de un adulto.

También están los ataques de pánico, muy comunes en niños pequeños. Y por otro lado, el Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) se presenta mucho en los jóvenes que se preocupan y sienten angustia por muchos escenarios que se presentan en su mente.

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TDAH, es un trastorno conductual perturbador que afecta la atención, la hiperactividad y la impulsividad de un niño. Hay que diferenciarlo del mal comportamiento eventual de un niño. Los niños hiperactivos se comportan de manera impulsiva y tienen dificultades para prestar atención.

Estos casos son más comunes en niños que en niñas y aún no se entiende por completo el por qué. Por otro lado, actualmente es común escuchar decir que un niño es “hiperactivo” cuando se le ve tener un mal comportamiento. Sin embargo, es un tipo de trastorno que solo puede diagnosticar un especialista en psiquiatría infantil con los estudios adecuados.

Trastorno del espectro autista

Es un trastorno del desarrollo emocional y cognitivo que afecta la comunicación y la interacción social de un niño.

En los últimos 20 años ha habido un aumento significativo en los diagnósticos de este trastorno, y los especialistas aún se esfuerzan por acreditar cuáles son las causas.

Trastornos alimentarios

Son trastornos que van de la mano con otros trastornos mentales. Generalmente comienzan en la adolescencia y la mayoría de los casos se presentan en niñas.

El número de personas jóvenes que desarrollan un trastorno alimentario es reducido, no obstante, los trastornos alimentarios como la  anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa pueden tener graves consecuencias para su salud física y su desarrollo.

Autolesión

Es un problema muy común en los jóvenes, sobre todo en las últimas décadas. Por lo general las personas que padecen este trastorno encuentran que autolesionarse con cortes o quemaduras les ayuda a liberar el intenso dolor emocional.

Así que en muchos casos, quienes se infringen daño no desean quitarse la vida, en lugar de eso, quieren liberar emociones reprimidas que no saben cómo expresar.

Trastorno de estrés postraumático

El trastorno de estrés postraumático o TEPT es una condición que generalmente se asocia con agresiones sexuales, el bullying o la intimidación en el caso de los niños y jóvenes.

Cuando los menores han sido sometidos a este tipo de traumas, presentan TEPT, no obstante, su cerebro y su psique tiene una mayor plasticidad para superarlos.

No hay una sola causa cuando un niño desarrolla un trastorno mental, pero sin duda no son problemas que se debe ignorar. Lo mejor es consultar con un especialista y encontrar el proceso de recuperación o tratamiento más adecuado para el niño.

Acerca de

Dia García

Licenciada en Letras mención Historia del Arte, escritora creativa e investigadora con buena experiencia en escritura web.

Dejar un Comentario