Trastornos

Trastornos del Sueño

Dormir es la base de la vida. A pesar que es el periodo de tiempo de mayor inactividad aparente, de ese curso de tiempo depende la estabilidad conductual, emocional, y química de nuestro cuerpo.

Sus agentes reparadores son de ayuda para mejorar tus funciones electro cerebrales; por tanto, dormir es parte de tu rutina fundamental, y una necesidad a la que tu organismo responde.

Así pues, dada la importancia de una piedra angular como lo es el sueño, existen diversas teorías que lo avalan como una categoría curiosa, que implica estudios profundos y hallazgos aún por descubrir.

Es precisamente esta necesidad de conocimiento, lo que ha llevado la investigación tras la pista de los beneficios, y también de los trastornos.

A continuación, voy a enlistarte algunos de los trastornos del sueño más comunes en la sociedad moderna, y como se caracterizan:

Insomnio Crónico

Se trata de uno de los estados patológicos más frecuente en la población general; Es una condición que no te permite conciliar el sueño durante los primeros 30 minutos destinados a la acción, también conocido como insomnio de inicio.

Asimismo, la modalidad inversa, conocida como insomnio de mantenimiento, donde el sueño se ve interrumpido frecuentemente por despertares con una duración superior a los 30 minutos, luego de alcanzada la fase de sueño R.E.M, responsable del mayor descanso posible.

Narcolepsia

En este caso se refiere a una patología de tipo neurológico, caracterizada por una excesiva somnolencia diurna que podría dar lugar a momentos de desconcentración, poca atención a actividades cotidianas e incluso bajo tono muscular.

Por lo general, la presentación de este trastorno es más común en países de Europa, y se cree que tiene una relación directa con las condiciones climáticas.

Parasomnias

Las temidas y comunes pesadillas. Tienen su origen en medio de la fase de sueño R.E.M (donde se desarrolla el mayor descanso posibles) y tiene que ver con el despliegue de imágenes terroríficas y relacionadas con tus mayores temores.

Todos hemos sufrido de Parasomnias, experimentando síntomas como agitación, taquicardia, sudoración y sensación de pérdida del aire.

Trastornos del Ritmo Sueño-Vigilia

Normalmente nuestro proceso de sueño se regula a través de la segregación de melatonina; la misma es responsable de esa somnolencia y agotamiento físico que experimentamos a diarios, una vez culminada la rutina.

Sin embargo, el ciclo de producción y funcionamiento de este neurotransmisor es susceptible a los cambios de rutina, husos horarios (países) y alteraciones en jornadas de trabajo. El “Reloj biológico” puede llegar a experimentar cambios que no son provechosos para el ritmo de sueño, lo que repercute directamente en dificultades para conciliar, mantener o incluso percibir que se descansa, luego de dormir.

Síndrome de las Piernas Inquietas

Las desagradables piernas inquietas durante la noche. Este trastorno del sueño, uno de los más comunes, tienes su origen en mecanismos biológicos, y suele estar acompañado de profunda preocupación por quien lo padece e incomodidad para quienes comparten el tiempo de sueño con ellos.

Lamentable, es un trastorno con una tasa baja de desaparición, aunque puede experimentar mejoras y disminuciones en su cadencia.

Ansiedad y Estrés

A veces los problemas para dormir no son en sí mismo una dificultad. En muchos casos acompañan a otros cuadros patológicos, entre ellos la ansiedad y el estrés. En la actualidad, la ciencia ratifica que los mecanismos cerebrales que se ven influenciados en estos trastornos, también afectan el desempeño del descanso.

El estado de alarma constante y las preocupaciones excesivas generan alteraciones en el mantenimiento del sueño R.E.M y en la conciliación del mismo. Por ello, en muchos escenarios, con el abordaje de los primeros trastornos, las dificultades para dormir remiten.

Apnea del Sueño

En este caso, el sueño se ve seriamente afectado por un cese grave de la respiración, durante un intervalo de entre 15 a 45 segundos, y que suele ser una consecuencia progresiva de la presentación de ronquidos en el individuo, y tienen su origen en complicaciones de la faringe y del aparato respiratorio.

Por lo general es un trastorno mucho más común entre los hombres, sin embargo los especialistas no han podido dar como una explicación para esta estadística.

Causas de los Trastornos del Sueño

Las razones por los que se padece de trastornos del sueño están asociadas generalmente a nuestra rutina de vida, la presentación en paralelo de otros trastornos y condiciones neurobiológicas.
Diversos estudios en la actualidad, como mapeos del sueño, estudio de ritmos R.E.M y registros de somnolencia en vida diurna, han demostrado que las explicaciones respecto a los problemas del sueño, son multifactoriales y por ende, difíciles de puntualizar.

Tratamientos

Los tratamientos pueden variar, según el diagnóstico, la gravedad y el profesional. Sin embargo, todos apuntan en lograr rescatar la funcionalidad del individuo a pesar de las irregularidades orgánicas que puedan estar detrás de su problema.

Así, los métodos farmacológicos son los más conocidos y comunes cuando se trata de atacar estas dificultades. Los mismos son prescritos y estrictamente vigilados por médicos del área, quienes indican las dosis, su aplicación y también acompañan durante la retirada de los mismos, si así lo consideran prudente.

Sin embargo, en la actualidad son muchas las terapias de relajación que se están empleando para conseguir la denominada “Higiene del sueño” como campaña para prevenir e informar sobre sus posibles patologías y lo difícil de erradicarlas o convivir con ellas.

Las profesiones encargadas de promocionar tratamientos efectivos con respecto al sueño son la psiquiatría, la psicología, la terapia ocupacional, la terapia psicosocial, medicina interna y la terapia laboral de impacto (implementada en algunos países europeos); dando así equipos multidisciplinarios para el abordaje de estos problemas que día a día suelen ser más conocidos por sus consecuencias a corto plazo y el desgaste físico que implica.

Acerca de

Daniel Alejandro Rendón

Soy psicólogo con mención en clínica, egresado de la Universidad Arturo Michelena, experiencia en el campo de los deportes, psicología evolutiva, clínica, filosofía y más de un año en redacción.

Dejar un Comentario